Archivo diario: febrero 17, 2014

Renfe y Adif pujan por el contrato de construcción de una nueva línea ferroviaria en Arabia Saudí

obras-ave-desierto

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha confirmado en Riad (Arabia) que las empresas públicas Renfe y Adif competirán por operar la línea de ferrocarril que atravesará en 2017 Arabia Saudí de Norte a Sur a lo largo de 2.400 kilómetros. Ambas compañías se adjudicaron ya en 2011 el mantenimiento y operación del AVE Meca-Medina, contrato valorado en 6.700 millones de euros. Este ferrocarril, entre Riad y la frontera con Jordania, será de uso mixto y tiene previsión de transportar tres millones de pasajeros y diez millones de toneladas de carga al año.

Dos años después de que un consorcio español firmase en la capital saudí un contrato histórico de 6.736 millones de euros para hacer realidad el primer AVE del desierto, Renfe y Adif buscan repetir el éxito con un nuevo contrato ferroviario que se enmarca dentro del ambicioso plan de infraestructuras que prepara Arabia Saudí para los próximos años por un importe superior a 70.000 millones de euros.

A la espera de que se cierre el plazo de presentación de ofertas a finales de marzo próximo, está previsto que una delegación saudí acuda la próxima semana a Madrid para analizar la oferta española para un proyecto que se espera entre en servicio en 2017. Está previsto que el proyecto, con un periodo de operación de 10 años, alcance una velocidad de 160 kilómetros por hora, transporte a 3 millones de pasajeros al año y más de 10 millones de toneladas de carga.

En Riad la titular española de Fomento se ha reunido con los ministros saudíes de Transportes y de Finanzas y se ha repasado los nuevos proyectos de infraestructuras que se presentan para las empresas españolas. Entre ellos, la próxima licitación del proyecto Land Bridge para transportar mercancías desde Yida, en el Mar Rojo, hasta Damán, en el Golfo Pérsico, y que está pendiente de la elaboración de las bases del concurso.

También el proyecto ferroviario del Golfo que conectará Emiratos Árabes Unidos, así como la licitación de diversos contratos portuarios para incrementar el intercambio comercial con un país estratégico para España y la firma de un acuerdo aeroportuario para potenciar las relaciones entre las aerolíneas saudíes y las españolas.

Ana Pastor ha encabezado una delegación española que se ha desplazado este fin de semana a Arabia Saudí para ver de cerca el avance de los trabajos del llamado AVE de los peregrinos y mostrar su interés por los nuevos proyectos que puedan surgir en el país. La ministra ha anunciado que el primer prototipo del tren Talgo 350 (‘pato’), que cubrirá la línea de alta velocidad que conectará las ciudades santas del Islam de La Meca y Medina surcará por primera vez las arenas del desierto saudí en diciembre de este mismo año.

La oportunidad que representa Arabia Saudí para el sector español de infraestructuras también ha sido aprovechada por FCC, que ya ha desplazado al país saudí a 40 profesionales para los trabajos de las tres líneas de metro de Riad que la compañía se adjudicó el pasado año por 6.070 millones de euros.

La presidenta de FCC, Esther Alcocer Koplowitz, junto con el consejero delegado de la compañía, Juan Béjar, se han unido a Pastor, al secretario de Estado de Fomento y a los empresarios desplazados este fin de semana en el país, entre ellos el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir; el consejero delegado, Josep Piqué, o los presidentes de Renfe y Adif, Julio Gómez Pomar y Gonzalo Ferré.

La titular del departamento de Fomento ha declarado a los periodistas que el consorcio español podría empezar a trabajar próximamente en un nuevo tramo de plataforma entregado por la alianza árabe-china encargada de la primera fase del AVE del desierto. Se trata de un tramo de cerca de 85 kilómetros que se une al de 100 que ya se entregó al consorcio español hace nueve meses y sobre el que se centran actualmente los trabajos que llevan a cabo las empresas españolas. Pastor ha insistido en que los miembros del consorcio español trabajan para que se puedan cumplir los plazos.

La segunda fase del proyecto se adjudicó a 12 empresas españolas: Adif, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetroic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo, que ,junto con las compañías saudíes Al Rosan y Al Shula conforman el consorcio denominando Al Shula.

(Imagen Chema Moya. Fomento)