Archivo diario: febrero 11, 2014

Aragón reivindica una parada en Zaragoza para el AVE que sale por la frontera francesa

ave-conexion-francia

Una reclamación pendiente. El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, insiste en que el AVE a Francia tenga parada en la capital aragonesa. La reivindicación, que viene de lejos, encuentra el apoyo de los empresarios aragoneses, cuyo presidente Fernando Callizo considera fundamental para las relaciones comerciales. Belloch y Callizo suman fuerzas para hacer más visible la petición de forma que el AVE que conecta Madrid y Barcelona con Marsella haga una parada en la capital aragonesa.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) asegura que el AVE a Francia es muy importante para la actividad empresarial de la región. Callizo sostiene que hay datos que avalan el éxito de esta operación. Asegura que va a funcionar porque Zaragoza es el cuarto cliente del AVE, por detrás de Madrid, Barcelona y Sevilla. Y va aún más lejos. La comunicación es “fundamental” para la ciudad zaragozana, pero también para los vecinos franceses, con los que hay “muchísimas relaciones empresariales”. “No es lógico que en los primeros 600 kilómetros de recorrido entre Madrid y Barcelona no exista ninguna parada y luego haya siete en los 600 siguientes”, apunta el presidente de los empresarios, quien subraya el potencial de usuarios que tiene Zaragoza, por encima del millón y medio, incluida Aragón y las comunidades limítrofes.

Callizo cree “absolutamente fundamental” que el AVE que sale por la frontera catalana pare en Zaragoza y ha dicho que la CREA, como organización empresarial de Aragón, ya ha transmitido a la CEOE la preocupación de los empresarios aragoneses. También ha informado de que mañana participarán en una reunión con la junta directiva de la CEOE en la que plasmarán esta inquietud para que se traslade al Ministerio de Fomento.

El alcalde Belloch recuerda que como senador ha presentado hasta cinco preguntas por escrito, pero que “nadie del Gobierno ha dicho nada, salvo el secretario de Estado que se limitó a decir (en una visita a Zaragoza que si había demanda se pondría”. “Pero si no hay oferta no puede haber demanda, y como explicación no parece especialmente brillante”, sostiene el regidor, quien ha indicado que los cuatro senadores de su grupo han acudido a la vía de la moción, para su debate en el plenario, como “forma más vigorosa de control parlamentario”.

En la moción se va a plantear la falta de lógica, incluso estrictamente económica porque la zona de influencia de ese AVE es todo el valle medio del Ebro, incluida Soria, Navarra, La Rioja, y a medio plazo, cuando la alta velocidad llegue a Bilbao, también será normal para el País Vasco, además de a Valencia. Según Belloch, “parece obvio que tenemos toda la razón” por lo que si no se nos hace caso a los senadores se pedirá una interlocución directa con la ministra del ramo, para que por lo menos nos expliquen las razones y sus justificaciones.

A juicio del alcalde, mantener esta situación es “simplemente un error”. Al tiempo, Belloch asegura que existen dos “concepciones radicalmente opuestas”. Mientras en el lado español se tiende solo a la velocidad, en el francés se prima al servicio a los ciudadanos, que es la “perspectiva correcta”. “Es tan obvio que Aragón tiene razón que estoy convencido de que acabará saliendo”, afirma el alcalde, quien ha insistido en que ahora “les toca dar la lata de manera seria y con rigor para lograr el objetivo”.

La patronal de los empresarios reitera que lo fundamental para las relaciones empresariales es disponer de medios de comunicación. Mantiene que, aunque se pierdan unos diez minutos en su parada en Zaragoza, es fundamental y asegura estar convencido de que tendrá usuarios importantes y que tendrá justificación. Para el tejido empresarial de Aragón el destino más interesante es la zona de Marsella pero también su continuidad hasta París. Una vez creada la oferta, si se observa que el tren es poco utilizado, se vuelve a dejar de parar en la capital aragonesa, defiende Callizo.