Archivo diario: enero 25, 2014

Renfe probará un sistema de GPS en sus trenes que advertirá a los maquinistas si rebasan la velocidad

maquinista-tren-alta-velocidad

La máxima es la seguridad. La ministra Ana Pastor se comprometió en el Congreso de los Diputados a mejorar la seguridad en el ferocarril español. Y desde que llegó a ese compromiso, su departamento busca fórmulas que ayuden a la conducción de los trenes y que la haga mucho más fiable para evitar accidentes. Renfe prevé instalar en los trenes un sistema de GPS de ayuda a la conducción de maquinistas, que incluirá cuadros de velocidades máximas de cada tramo y advertirá a los conductores en caso de que ese tope se supere. La iniciativa, pionera en la UE y que se comenzará a implantar en pruebas en marzo y abril, forma parte de un paquete de mejoras en la seguridad ferroviaria aprobado por el Consejo de Ministros este viernes, justo cuando se cumplen seis meses del accidente en la curva de AGrandeira el 24 de julio de 2013.

Mejorar la seguridad es un mantra casi obsesivo desde el accidente de Angrois. Pastor detalló tras el Consejo de Ministros una serie de medidas, que ya había anticipado en el Congreso tras el siniestro, que comenzarán a implementarse en el primer semestre de este año. A partir del próximo mes de marzo los maquinistas de tren tendrán prohibido hablar por el móvil, dado que todas las comunicaciones con la cabina de un vehículo ferroviario se canalizarán a través de un sistema de comunicación único. La operadora grabará, además, la imagen y sonido de todo lo que ocurra en las cabinas de los trenes con el compromiso de utilizarlo sólo en caso de accidente. Esta información serviría para reforzar los datos recogidos en las ‘cajas negras’.

Renfe implantará este próximo mes de febrero un sistema de emisión de billetes que registren la identificación del pasajero, incluidos los niños menores de cuatro años que viajan gratis, para todas las líneas salvo las de Cercanías. En julio se empezarán a instalar en las estaciones de mayor tránsito de viajeros sistemas de validación de billetes y control de acceso a los trenes.

El Gobierno también pretende garantizar la mejora de la cobertura en caso de accidente. Para ello, un equipo de trabajo constituido por los Ministerio de Fomento y Economía se encargará de actualizar el seguro obligatorio de viajeros (SOVI), que data de 1989, con el fin de actualizar las compensaciones y las categorías. Pastor cree que las indemnizaciones abonadas por Renfe a las víctimas del accidente de Santiago han sido el doble de las previstas en este seguro, gracias a la mayor cobertura que tiene contratada la operadora. Fomento ya tiene listo el Real Decreto por el que aprobará el Plan Nacional Integral de Atención a las Víctimas de accidentes ferroviarios, similar al que recientemente puso en marcha para las de los siniestros de avión.

En atención a una de las demandas del siniestro de Angrois, Renfe aprobará en la próxima reunión de su consejo instalar en ocho trenes, a modo de prueba, distintos sistemas de retención de equipajes. Con esta iniciativa se busca evitar que las maletas causen daño a los pasajeros en caso de siniestro.

Pastor ha asegurado que se va a crear además una agencia estatal de seguridad ferroviaria “independiente” y “transparente” que vele por el mantenimiento de la red de interés general y que podrá expedir licencias de operación ferroviaria y certificados y proponer la elaboración de normativa.