Archivo diario: abril 3, 2013

Aragón cree factible reabrir el túnel de Canfranc, pero Crefco dice que se hace con limitaciones

canfranc-aspecto-parcial-zona-ferroviaria

Polémica en Canfranc. La Coordinadora para la Reapertura de la línea ferroviaria Canfranc-Olorón (Crefco) ha advertido que si se lleva a cabo el calendario y programa acordado recientemente por los gobiernos de Aragón y Aquitania para esta reapertura, la línea tendrá las mismas limitaciones que cuando se inauguró en 1928. Benjamín Casanova, portavoz de la coordinadora, ha valorado que por fin haya un calendario que posibilite la reapertura de la línea ferroviaria internacional, aunque sea para 2020, si bien ha insistido en que la máxima de Crefco es “reapertura sí, pero no así” y ha lamentado que el acuerdo solo tiene la firma de los dos gobiernos regionales y no del español y el francés.

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro, ha asegurado que la reapertura del Canfranc, ha insistido, “dejará pronto de ser una reivindicación histórica y recurrente en las campañas electorales para ser una realidad”. Por el túnel, “podrá pasar en el futuro cualquier tipo de trenes, ya que el ancho de vía será variable“, mantiene el consejero.

Desde Crefco se espera que la reunión prevista para este viernes en Madrid, entre el secretario de Estado de Infraestructuras, Mario Garcés, y representantes de las entidades aragonesas que firmaron el manifiesto de apoyo a la reapertura, quede expresa la unanimidad existente en la comunidad sobre este proyecto y que el Gobierno pueda clarificar “qué tipo de apertura es ésta”. Si se lleva a cabo tal y como está contemplada en el documento firmado el pasado 15 de marzo en Burdeos entre la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y el de Aquitania, Alain Rousset, la línea se reabrirá en 2020 con las mismas limitaciones que tenía en 1928. En su opinión no será posible la circulación ininterrumpida hasta Pau, ya que habrá que hacer transbordo en Canfranc, ni podrán circular mercancías. Tal y como está diseñado el calendario, ha insistido Casanova, el ferrocarril de Canfranc serían dos líneas regionales que coincidirían en una estación. De ser así, Crefco cree que no se resuelven las aspiraciones aragonesas de utilizarla para las importaciones y exportaciones de sus empresas y no sería rentable por lo que cuando acabara la subvención europea que se va a pedir a Europa, en 2023, “volvería la amenaza del cierre”.

Bermúdez de Castro está convencido de que después del “parón importante” que se dio a esta infraestructura en 2004, los esfuerzos de los gobiernos de Aragón y Aquitania darán frutos “a corto y medio plazo”. La reapertura del Canfranc, ha insistido, “dejará pronto de ser una reivindicación histórica y recurrente en las campañas electorales para ser una realidad”.

Crefco, que el próximo mes de mayo cumplirá 20 años de lucha en pro de la reapertura de esta vía ferroviaria internacional, quiere que la reapertura haga posible tanto el tráfico de trenes de viajeros sin transbordo en Canfranc como el de mercancías. Para ello, ha señalado que cree necesario que se instale ancho de vía europeo entre Huesca y Caldearenas y entre Jaca y Canfranc y que se cambie el ancho de vía de la variante de Huesca y entre Caldearenas y Jaca. Ha requerido también que la plataforma permita el paso de trenes de 22,5 toneladas por eje y que se implanten vías de apartado de 750 metros de largo en estaciones situadas cada 50 kilómetros y, necesariamente, en Jaca, Canfranc y Bedous, además de la electrificación de todo el trazado entre Huesca y Pau. La coordinadora ha reclamado que se implante en toda la línea Zaragoza-Canfranc-Pau el sistema europeo de control de tráfico Ertms.

El portavoz de Crefco ha insistido en que el Canfranc tiene que ser una línea única entre Zaragoza y Pau, y ha considerado que la coordinadora francesa Creloc valora este acuerdo en tanto que supone que volverán a pasar trenes por ese territorio galo 43 años después de que se cerrara la línea por la caída del puente del Estanguet. Para ellos, ha añadido, este calendario supone “mayor optimismo” en este sentido pero los franceses que quieren una sola línea, a la que denominan Francisco de Goya, y que cuentan ahora con el apoyo de los políticos galos, pero ha incidido en que esta propuesta de reapertura “no es el planteamiento para una línea del siglo XIX”.

Luis Granell, representante de Ecodes en Crefco, ha destacado que el coste de las incorporaciones que proponen es “pequeño” sobre el presupuesto previsto por ambos gobiernos regionales y servirá para el transporte de mercancías.

(Imagen Sergio García)