Archivo de la etiqueta: policías

El metro de Ankara prohíbe besarse y cientos de parejas protestan con cariñosos arrumacos

policias-turcos-contra-besos-metro-ankara

Cientos de parejas han participado este domingo en una concentración en Ankara en la que se han besado para protestar contra la “advertencia moral” emitida por los responsables del metro de la capital turca.

Los manifestantes se han concentrado en la calle ante la entrada de la estación de metro de Kurtulus en medio de un importante dispositivo de seguridad. Los policías han intentado impedir que los manifestantes entraran en el metro , pero varias parejas lograron pasar y se besaron en el suburbano, según informa el diario turco ‘Hürriyet’ en su edición digital.

Además un grupo de individuos no identificados, presuntamente islamistas, atacaron a los manifestantes cuando salían de la estación de metro, aunque no hay noticias de heridos.

La concentración es la respuesta a un comunicado del metro de Ankara emitido la semana pasada en la que pide a los usuarios que “actúen de acuerdo con las normas morales“. La propia autoridad del suburbano ha explicado que esta medida ha sido tomada después de que las cámaras de seguridad registrasen a jóvenes “actuando de forma inapropiada“.

No vayan a pensar que eso solo sucede en países musulmanes. Lo mismo ocurre en algunos lugares de Londres o en Chicago, donde parecen tener el dudoso honor de ser los primeros en tomar medidas retrictivas contras las manifestaciones de amor.

La compañía operadora de la estación de Warrington, en las afueras de la capital londinense, gastó varios millones de dólares reacondicionando el lugar, donde se colocaron los carteles con dos siluetas besándose y el círculo rojo universal con la raya al medio que indica restricción. Como ocurre con los fumadores, las parejas con mucha necesidad de besarse, lo pueden hacer en el “Área para besos” ubicada en el estacionamiento de la estación.

Policías del metro y los trenes británicos irán armados con pistolas eléctricas

La seguridad ferroviaria siempre ha sido materia delicada. Las estaciones terminales concentran por lo general a un público importante y siempre hay quien trata de aprovecharse de la situación. Desde el nacimiento del ferrocarril, una de las mayores preocupaciones de las compañías ha sido la de propiciar confianza en sus clientes. Así que para defender su negocio, se creó un servicio especial de vigilancia.

Los tiempos han cambiado y, sin embargo, persisten los mismos problemas en los lugares donde se aglomera la gente. Solo que ahora, la responsabilidad recae principalmente en el Estado y en sus funcionarios especializados en la defensa de los bienes públicos. Y es de nuevo el Reino Unido, donde nació el ferrocarril, quien se pone a la cabeza a la hora de reforzar las medidas de seguridad. Agentes de policía del sistema ferroviario y de metro de varias ciudades de Gran Bretaña han empezado a patrullar por primera vez con pistolas eléctricas, en un programa piloto que quiere evaluar si son útiles para garantizar la seguridad.

Las pistolas eléctricas, que disparan una descarga de 50.000 voltios a una distancia máxima de 7,5 metros, fueron entregadas a policías encargados de la seguridad del metro de Londres y de las redes ferroviarias de Londres, Cardiff y Manchester.

El subcomisario Alan Pacey manifestó que “este plan piloto permitirá a los agentes comprobar la eficacia de las Taser (marca de las pistolas eléctricas) para garantizar la seguridad de los pasajeros y del personal en la red ferroviaria. “Sabemos por nuestros colegas del ministerio del Interior que las Taser son otra opción táctica para los agentes en situaciones en las que afrontan violencia o amenazas de violencia de tal gravedad que puede ser necesario el uso de la fuerza”, dijo Pacey.

En un país en el que sólo un puñado de agentes de unidades especializadas van armados, la medida fue recibida con polémica por grupos como Amnistía Internacional, que recordó que el uso de estas armas por la policía ya ha causado varias muertes en Estados Unidos. Quienes se oponen al uso de estas armas por parte de la policía temen que se conviertan en parte del equipamiento habitual de los agentes y que su generalización conduzca al abuso. Amnistía Internacional expresó su temor de que “se termine armando a todos los agentes del país con la Taser o, peor, que se afronte una situación, como en EEUU, donde este arma se ha utilizado mal de manera generalizada, lo que ha causado varias muertes”

Incluso algunos cuerpos de policía en Londres y otras regiones del país renunciaron a solicitar estas armas cuando el año pasado el ministerio del Interior anunció planes para entregar 10.000 pistolas adicionales en Inglaterra y Gales y para formar a 30.000 agentes.