Archivo de la etiqueta: Juegos Olimpicos

Las autoridades de Río se comprometen a abrir la nueva línea de metro en agosto

obras-metro-linea-roja-rio-janeiro

La nueva línea del metro de Rio de Janeiro, crucial en el plan de transporte para los Juegos Olímpicos, está en fase final de pruebas y será entregada el 1 de agosto a pesar de la crisis financiera, garantizó el secretario de Transporte, Rodrigo Vieira. Tendrá capacidad para transportar durante los Olímpicos y Paralímpicos (5-21 de agosto y 7-18 de septiembre) a 22.000 pasajeros por hora; solo podrán acceder quienes tengan credenciales o entradas para los Juegos, entre el turístico barrio de Ipanema y Barra, centro neurálgico del evento deportivo.

“A partir del 19 de setiembre, toda la población podrá usar el metro, primero en un horario restringido, pero esperamos que para fin de año esté totalmente operativo, atendiendo 300.000 personas por día”, dijo Vieira en una entrevista con la AFP.

El ‘trecho olímpico’ de la línea 4, de 16 kilómetros de extensión y cinco estaciones, entrará en servicio de forma parcial cuatro días antes de la ceremonia de apertura de los Juegos, después de varios atrasos. La obra, que está completada al 97%, depende del gobierno del estado de Rio, sumergido en una severa crisis financiera que lo llevó a declarar un “estado de calamidad”.

El banco de fomento BNDES le negó un préstamo por 989 millones de reales (274 millones de euros), necesarios para terminar la línea 4: 500 millones para el ‘trecho olímpico’ y el restante para otro tramo aún en construcción, previsto para ser entregado en 2017. Con todo, el secretario garantizó que hay recursos para terminar los trabajos.

“El gobernador [interino Francisco Dornelles] me aseguró que los recursos necesarios para finalizar el trecho olímpico estarán garantizados y los concesionarios no redujeron el ritmo. Estamos cumpliendo el cronograma”, indicó. El dinero provendrá del auxilio de 2.900 millones de reales (805 millones de euros) aprobados por el gobierno federal.

Vieira desestimó la preocupación que por estos días expresó el ente fiscalizador del estado de Río -el Tribunal de Cuentas- de que el apuro para concluir la obra ponga en riesgo la seguridad de los usuarios. “Seguimos estándares internacionales (…) mostraremos ahora todos los documentos que comprueban que todos los procedimientos y pruebas están siendo cumplidos”, aseguró.

Medio siglo del Shinkansen, el ‘tren bala’ japonés que revolucinó el transporte ferroviario mundial

tren-bala-japones-50-anios

El ‘tren bala’ cumple 50 años. Durante años fue el tren más rápido del mundo, capaz de alcanzar los 320 kilómetros a la hora y que revolucionó el concepto de viajar en ferrocarril y dio el pistoletazo de salida a la alta velocidad. El Skinkansen transformó la forma de viajar en tren y animó a otros países a evolucionar el modelo japonés y conseguir trenes más veloces y seguros. En este medio siglo de existencia nunca ha tenido un accidente.

Japón festejó el miércoles los 50 años del Shinkansen, símolo del renacimiento del país que despertaba de un largo letargo, daba su adiós a los tiempos duros de la postguerra y volvía a mirar al mundo de frente. En todo el país se han vivido ceremonias similares, aunque la estación de Tokio revivió escenas muy similares a las ocurridas aquel 1 de octubre de 1964. El último ‘tren bala’ en activo, el N700A, dejó la estación de la capital nipona rumbo a Fukuoka (sudopeste de la isla), en presencia de la cúpula de la Central Japan Railway (JR Tokai), el operador ferroviario, de las autoridades y de un grupo de personas nacidas el mismo día hace 50 años. Actos semejantes se realizaron también en Shizuoka, Nagoya y Osaka, para honrar el Tokaido Shinkansen, la línea que revolucionó el transporte nipón en 1964, poco antes de la apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Ese 1 de octubre de 1964, el emperador Hirohito inauguró un medio de transporte que asombró al mundo entero. Paradójicamente, Japón no buscaba conseguir el tren de mayor velocidad del planeta, sino multiplicar la capacidad de una línea ferroviaria obsoleta y que hacía tiempo que había quedado saturada. Los ingenieros nipones desarrollaron una infraestructura que minimizaba el número de curvas, pero que conseguía un radio mayor (y por tanto más suave) de todos los posibles. La construcción de viaductos y túneles para acortar el trazado se hizo en tiempo récord.

Apenas cinco años después, y nueve días antes de la celebración de los Juegos Olímpicos en la capital de japón, la línea ya estaba lista para trasladar a pasajeros de un lado a otro de la isla de Honshu. En sólo tres años había transportado ya a nada menos que 100 millones de viajeros. Medio siglo después, la línea no es sólo la más antigua del planeta, sino también la más usada, con cerca de 150 millones de pasajeros al año y una de las más puntuales (el retraso medio es de 50 segundos).

Durante los Juegos Olímpicos de Tokio, el primer tren bala viajaba de Tokio a Osaka en cuatro horas, reduciendo en dos horas y media el trayecto de 513 kilómetros (319 millas). Rápidamente se convertía en un símbolo de orgullo para Japón, a menos de dos décadas del final de la Segunda Guerra Mundial, y un precursor del “milagro” económico que estaba por llegar.

El Shinkansen reavivó el interés en los ferrocarriles de alta velocidad en otros lugares, especialmente en Europa. Francia y España están hoy entre los líderes de alta velocidad europeos. Turquía se convirtió el año pasado en el noveno país en el que opera un tren con velocidad media de 200 kilómetros por hora, según Railway Gazette. También Corea del Sur y Taiwán tienen trenes de alta velocidad. La excepción es Estados Unidos, aunque hay propuestas de construir líneas en California y Texas.

Desde que la apertura de la línea Tōkaidō Shinkansen, la red se ha ido expandiendo para conectar la mayor parte de las ciudades de las islas de Honshū y Kyūshū, con velocidades de hasta 300 kilómetros a la hora. El tren de alta velocidad japonés tiene unas frecuencias casi comparables con el metro de cualquier ciudad, especialmente en la ruta entre Osaka y Tokio. En una horquilla de 45 minutos hay seis trenes a Tokio denominados Nozomi que son los que más rápido cubren el trayecto con apenas unas pocas paradas. Todo esto sin contar los servicios de Hikari y Kodama, que también cubren el trayecto por las mismas rutas pero con más paradas. Es la línea de alta velocidad con más tráfico del mundo, con 151 millones de pasajeros al año.

El metro de Londres suma nuevo récord y supera los 4,5 millones de pasajeros en los Juegos

Son tiempos olímpicos; momento para romper las marcas históricas. Pero en este caso, el protagonismo se lo lleva el metro y no los atletas. El suburbano londinense también se sumado al acontecimiento olímpico y ha batido su plusmarca. El pasado jueves transportó 4,52 millones de personas. Toda una marca. Transport for London (TfL, siglas en inglés), responsable de la red de transporte de la capital británica, explica que, desde el comienzo de los Juegos hasta el pasado jueves, 51,47 millones de usuarios usaron este transporte público, 12,29 millones más que durante ese mismo periodo en 2011.

En el penúltimo día de competición, también el servicio de trenes, gestionado por National Rail, aumentó en 800.000 asientos su capacidad, con coches y conductores adicionales en reserva para afrontar las horas punta.

Según la compañía londinses, durante estas últimas jornadas wl transporte transcurre con normalidad y el metroe funciona con relativa puntualidad, a pesar de haber detectado “extraordinaria actividad” en zonas de Constitution Hill, Buckingham Palace y The Mall, zonas por donde pasaron los competidores de las pruebas de marcha. Por ese motivo se advierte a los usuarios con entradas para los eventos deportivos que preparen sus viajes con suficiente tiempo de antelación.

El buen tiempo que reina en estas últimas horas en Londres hace esperar que miles de visitantes se acerquen a las zonas donde se organizan eventos al aire libre, como en Hyde Park o en Victoria Park. “El espíritu olímpico ha contagiado a millones de personas que usan la red (de transporte), con pasajeros relajados y alegres, incluso durante las horas punta. La red ha permanecido pacífica y nuestros agentes solo han tenido que intervenir en incidentes menores”, explicó el máximo responsable policial del Transporte Británico, Andy Trotter, que celebra que la tareas de vigilancia del cuerpo en las líneas de ferrocarril y de metro “han transcurrido fenomenalmente bien”.

(Getty Images)

Los conductores de tren desconvocan la huelga prevista durante los Juegos Olímpicos

Acuerdo casi in extremis. La huelga prevista por los conductores de la compañía ferroviaria británica East Midlands Trains entre el 6 y el 8 de agosto, en plena celebración de los Juegos Olímpicos, fue desconvocada al haber llegado a un acuerdo empresa y sindicatos.

El paro, que había sido convocado en protesta por los cambios en el sistema de pensiones de los empleados, habría afectado a trenes que unen Londres con aeropuertos como Luton, Stansted y Gatwick, así como con sedes olímpicas fuera de la capital como Manchester y Newcastle.

El sindicato Aslef y la empresa East Midlands Trains informan en un comunicado conjunto que habían llegado a un acuerdo positivo para ambas partes que lleva a desconvocar la huelga. Ello permitirá, indicaron, evitar problemas al transporte ferroviario durante la Olimpiada de Londres 2012.

Junto con la seguridad, el transporte es una de las grandes preocupaciones para las autoridades del Reino Unido de cara a unos Juegos Olímpicos que se inauguran hoy viernes y que, hasta el 12 de agosto, atraerán a millones de visitantes.

En vísperas del comienzo de los Juegos Olímpicos hay problemas de transporte, con retrasos en algunas líneas del metro. La estación de Canary Wharf, en la línea Jubilee (este) y una de las más transitadas, tuvo que ser cerrada ayer durante la mañana a causa de una alerta de incendio, mientras que quedó suspendido el servicio ferroviario Heathrow Express, que une Londres y el aeropuerto.

El cierre de este trayecto ferroviario -entre el aeropuerto de Heathrow con la estación londinense de Paddington– se debió a un incendio en la plataforma de la estación de West Ealing, por donde pasa este tren utilizado por miles de personas cada día.

También hubo retrasos en algunos trenes de cercanías, especialmente los que salen del este de Londres.