California invita a Renfe a pujar en su LAV


En alianza con Globalvía y Adif, Renfe competirá por explotar la línea de Alta Velocidad (LAV) que se construye en California (Estados Unidos), la que unirá Los Angeles y San Francisco. La compañía ferroviaria figura entre las operadoras invitadas a pujar por el contrato por parte de la High-Speed Rail Authority, entidad promotora del proyecto. El interés de Renfe en esta línea se enmarca en su estrategia de internacionalización, por la que mantiene el interés también en Reino Unido, a pesar de que no prosperara su primer intento de entrar en este país.

En el caso de lograr el contrato estadounidense, la compañía, además de ‘exportar’ la experiencia en el AVE español, que acaba de cumplir 25 años, ya acumulará también experiencia fuera del país, dado que el próximo año debe poner en marcha el tren de Alta Velocidad entre La Meca y Medina. Por el momento, la operadora ha pasado la primera fase del concurso y ha sido invitada a participar presentando oferta. En concreto, Renfe competirá en consorcio con Globalvía, grupo de concesiones de infraestructuras controlado por tres fondos, y con Adif en calidad de subcontratista y referente tecnológico en infraestructuras ferroviarias.

A través de este concurso público la High-Speed Rail Authority busca un socio operador ferroviario con “amplia experiencia” en Alta Velocidad, para que asesore en el desarrollo inicial del sistema y que, eventualmente, pueda explotar el primer tramo de la línea, entre el Silicon Valley y el Central Valley.

El contrato tiene dos fases. En la primera, estimada en 30 millones de dólares (unos 27,7 millones de euros) y de un periodo de seis años, la empresa que resulte adjudicataria trabajará en el diseño, desarrollo y definición de los aspectos técnicos y comerciales del servicio de Alta Velocidad. En la segunda fase, el operador preparará y desarrollará la explotación del corredor mediante un acuerdo de franquicia.

La líne de Alta Velocidad que construye California es un corredor de unos 1.300 kilómetros de longitud y 24 estaciones que permitirá en el horizonte de 2029 conectar Los Ángeles y San Francisco en menos de tres horas. Con este corredor, California pretender unir dos importantes regiones del Estado y, además, contribuir a su desarrollo económico y medioambiental, y a generar puestos de trabajo en la zona.

El interés de Renfe por explotar el AVE californiano refuerza el sello y la presencia de compañías españolas en el proyecto, dado que ACS y Ferrovial ya han entrado en la construcción de la línea. ACS logró en diciembre de 2014 la construcción del segundo tramo de la línea, un trazado de unos 100 kilómetros, por unos 990 millones de euros. Posteriormente, a comienzos de 2016, Ferrovial se hizo con otro de los tramos, en este caso de 35 kilómetros, por otros 400 millones de euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s