Archivo de la etiqueta: clave

Nuevo responsable de Bombardier en Trapaga

Diego García Rodríguez, ingeniero en organización industrial por la universidad de Deusto y máster en transporte ferroviario, asume la dirección de la fábrica de Trápaga de Bombardier Transportation. Tras más de doce años en la compañía, durante los que asumió diferentes cargos de responsabilidad (el último de ellos fue director de operaciones, puesto que ocupó desde el año 2017 hasta la actualidad), la firma canadiense le ha puesto al frente de la planta vizcaína.

La fábrica de Bombardier, ubicada en Trápaga y con una plantilla cercana a los 200 trabajadores, tiene la capacidad de diseñar, gestionar y suministrar sistemas de propulsión y tracción eléctrica para cualquier tipo de aplicación ferroviaria en todos los rangos de potencia: sistemas de tracción para vehículos destinados en líneas generales (locomotoras, trenes de alta velocidad, trenes de grandes recorridos, regionales y cercanías) y transporte urbano (metros, monorraíles, tranvías y trolebuses).

La filial vasca es una de las factorías de Bombardier dedicadas a propulsión y control, así como una pieza clave en la red mundial de fabricación de Bombardier Transportation, reconocida como uno de los centros de excelencia de fabricación del grupo. Desde esta factoría se fabrican íntegramente los equipos de propulsión para el V300Zefiro, el tren de muy alta velocidad más rápido de Europa, realizado en colaboración con Hitachi Rail Italy, y los sistemas de propulsión y control para otros grandes proyectos como el nuevo monorraíl Bombardier Innovia de la ciudad brasileña de São Paulo, el tren de alta velocidad que une Medina y La Meca (HST Haramain), o los equipos de propulsión para locomotoras de diferentes operadores públicos y privados.

La factoría vizcaína también está fabricando en la actualidad los equipos de propulsión de un contrato de trenes Omneo de doble piso para diferentes regiones de Francia, así como los equipos de propulsión de otro contrato de trenes NAT para la región Île de France. También está presente en la ingeniería de la ‘familia’ de trenes Talent, participando en el desarrollo del convertidor de tracción del Talent 3. Concretamente el equipo de Trápaga, empezó a trabajar en este proyecto en abril de 201; realiza los trabajos de gestión, compra y fabricación de dos modelos de convertidores (TC 3423 V01 y TC 3423 V02) y dos modelos de cofre de control del transformador (TCB 4W y TCB 2W).

Hasta 2002 la facturación estaba dedicada 100% al mercado nacional, llevándose a cabo, en esa fecha, una transformación profunda de la fábrica, que incluye el rejuvenecimiento de plantilla, la modernización de los procesos e instalaciones, mejoras de calidad y productividad, así como una participación activa de sus ejecutivos en los centros globales de la multinacional. La factoría cuenta con una plantilla cercana a los 200 trabajadores, siendo el 50% de ellos empleados permanentes universitarios y otro 50% menores de 40 años. Trápaga es una de las seis factorías de Bombardier dedicadas a propulsión y control, así como una pieza clave en la red mundial de fabricación de la división Bombardier Transportation.

Túnel de Recoletos, una infraestructura clave

Alstom ha completado, en un tiempo récord de cinco meses, el proyecto de modernización de la señalización del túnel de Recoletos, en el tramo comprendido entre Atocha y Chamartín. El proyecto ha incluido la renovación completa de los sistemas de señalización y protección del tren en este tramo (ASFA Digital), la instalación de nuevos sistemas de comunicaciones fijas, así como la coordinación y sincronización de los trabajos con el resto de las obras realizadas en la infraestructura (vías y catenaria).

Gracias a esta reforma integral, se mejorará la fiabilidad de la línea y de sus instalaciones, reduciendo notablemente la posibilidad de que se produzcan incidencias que afecten a la circulación, lo que redundará en una mayor calidad del servicio. Además, se facilitarán las labores de mantenimiento de la nueva infraestructura y se incrementará el confort de los viajeros. Al mismo tiempo, se reforzarán las medidas de seguridad en el túnel, facilitando su evacuación en caso de necesidad.

“El proyecto del túnel de Recoletos ha sido todo un reto para Alstom España, un proyecto único en el mundo, por los plazos y la complejidad. El liderazgo y la experiencia de los equipos del área de señalización de Alstom España han permitido completar satisfactoriamente el compromiso adquirido con el cliente. Para conseguirlo, se ha coordinado un equipo de más de 140 personas de diferentes departamentos y áreas de especialización, que han trabajo 24 horas al día, siete días a la semana, con turnos alternos”, destaca Antonio Moreno, presidente de Alstom España.

Con más de 7 kilómetros de longitud, el túnel de Recoletos es una infraestructura clave de la red ferroviaria española. Se trata del túnel que más tráfico soporta de toda la red, con unas 3.290 circulaciones semanales (98% corresponden a trenes de Cercanías). El pasado mes de junio el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) puso en marcha el proyecto para la reforma integral de este túnel, incluyendo tanto la renovación de la señalización, como la sustitución de la vía y la instalación de nuevas catenarias.

Alstom España resultó adjudicataria de la parte del proyecto encargada de la señalización del tramo situado entre las estaciones de Atocha Cercanías y Chamartín, incluyendo el cambio de los enclavamientos de Nuevos Ministerios y Chamartín, la instalación de balizas de ASFA digital y otros elementos de la infraestructura que permitirán incrementar la seguridad y el número de circulaciones del tramo.

Además de la señalización, los equipos de Alstom España han renovado y reubicado el cableado de telecomunicaciones, han sustituido los equipos de cabina de las estaciones colindantes por enclavamientos electrónicos (Nuevos Ministerios) y han realizado los bloqueos necesarios con las estaciones colaterales (Atocha y Chamartín), para adecuar la señalización de dichas estaciones a la del nuevo túnel.

El túnel de Recoletos, de más de 7 kilómetros de longitud, comunica las estaciones de Atocha y Chamartín a través de las estaciones intermedias de Recoletos y Nuevos Ministerios. Esta infraestructura, que presta servicio a las líneas de Cercanías C1, C2, C7, C8 y C10, además de a trenes de media y larga distancia, es el tramo que mayor número de circulaciones soporta de toda la red ferroviaria española, con 470 trenes y 200.000 viajeros diarios. La construcción del túnel, obra estratégica para la vertebración del norte y del sur de Madrid, se puso en servicio en 1967.