Archivo de la etiqueta: caza

La Administración, en guerra contra el conejo

caza-conejo-con-huron

Dicho así, a lo bruto, sin miramientos, el lector pensará que alguien se ha vuelto loco. Pero no es para tomárselo a broma. Resulta que el simpático conejo es unos de los principales enemigos del ferrocarril. Y con tal temido adversario no hay lugar para las chanzas. Este mamífero lagomorfo de la familia laporidae, como le describen las enciclopedias, se atrinchera en las zonas de exclusión del AVE, donde no puede acceder ni los cazadores ni sus perros, horadan como queso gruyere el terreno y socavan la zona superficial de los terraplenes y trincheras, lo que en múltiples ocasiones provoca una disminución de la estabilidad de las infraestructuras.

Este tipo de animales son muy prolíficos y su multiplicación arroja cifras espectaculares. Una coneja puede parir hasta ochenta gazapos en un año. Es un animal gregario y territorial que, en óptimas condiciones de terreno y alimento, prefiere vivir en largas y complejas conejeras. En ellas habitan de seis a diez individuos adultos de ambos sexos. De hábitos nocturnos y crepusculares, se alimenta desde que anochece hasta que amanece y pasa la mayor parte del día en sus madrigueras. Este mamífero está incluido en la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como una de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

El conejo tiende a refugiarse dentro de las madrigueras (cados) que, a tal fin, escarba en zonas de tierra blanda. Estos cados pueden ser pequeños, de pocos metros con dos o tres bocas, o por el contrario, verdaderos laberintos de cientos de metros e innumerables bocas de entrada y salida de los animales.

En Quintanar de la Orden (Toledo) se lleva a cabo un estudio piloto cuyo objetivo es la eliminación del problema. Los conejos estaban ocasionando daños ostensibles en algunas zonas colindantes con infraestructuras de ferrocarril o carreteras. Y la zona con mayores daños se localizaba en la citada localidad toledana, lindante con Mota del Cuervo, Villanueva de Alcardete y El Toboso.

El director general de Montes y Espacios Naturales de Castilla-La Mancha, Javier Gómez-Elvira, explica que el programa-piloto se inició el pasado miércoles, 23 de abril, en los terrenos colindantes con la Carretera Nacional-301 a la altura de Quintanar de la Orden. En los tres primeros días se han atrapado casi 150 ejemplares con la modalidad de hurón y capillo, con la que se captura el conejo en vivo. El programa continuará durante los próximos días y, después, la consejería estudiará su posible puesta en marcha en otras zonas de Castilla-La Mancha.

La caza del conejo con hurón es algo muy normal en muchos puntos de la geografía española. Es una actividad de caza ancestral, que permanece viva en muchos lugares de España. El hurón se mete en uno de los cados y él solito se encarga de sacar a los conejos de la madriguera, aunque a veces se encela con la pieza y se queda dentro, sin que ninguna artimaña surja efecto para su salida, lo que pueda llevar horas.

Gómez-Elvira cree que la operación se ha saldado con éxito y que es factible utilizar este método en los lugares donde se detectan la presencia masiva de conejos. Agricultura trabaja en la firma de un convenio con Adif, el Ministerio de Fomento y la Consejería de Fomento para agilizar estos trámites y permitir que se actúe con celeridad cuando se compruebe la existencia de daños en algunas zona sensible para las infraestructuras viarias.

Adif será investigada y sancionada por la caza de conejos en los taludes de las vías del AVE


Cazador, cazado. La Consejería de Medio Ambiente ha iniciado un procedimiento sancionador contra el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) por la muerte de conejos en las vías del AVE Málaga-Sevilla y Málaga-Córdoba, según ha informado la Federación Andaluza de Caza en comunicado. La Delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente en Málaga comunicó la pasada semana al colectivo cinegético el inicio de este procedimiento a raíz de la denuncia presentada ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil por la muerte de conejos en las vías del tren.

Aunque parezca mentira, el conejo es uno de los peores enemigos del tren, especialmente en los trazados de alta velocidad. Atrincherados en las zonas de exclusión del AVE, donde no puede acceder ni los cazadores ni sus perros, horadan como queso gruyere el terreno y socavan la zona superficial de los terraplenes y trincheras, lo que podrían causar una disminución de la estabilidad de las infraestructuras.

El conejo tiende a refugiarse dentro de las madrigueras (cados) que, a tal fin, escarba en zonas de tierra blanda. Estos cados pueden ser pequeños, de pocos metros con dos o tres bocas, o por el contrario, verdaderos laberintos de cientos de metros e innumerables bocas de entrada y salida de los animales.

La proliferación de los conejos es asombrosa y la multiplicación arroja cifras espectaculares. Anualmente una coneja puede parir hasta ochenta gazapos. Es un animal gregario y territorial que, en óptimas condiciones de terreno y alimento, prefiere vivir en largas y complejas conejeras. En ellas habitan de seis a diez individuos adultos de ambos sexos. De hábitos nocturnos y crepusculares, se alimenta desde que anochece hasta que amanece y pasa la mayor parte del día en sus madrigueras. Este mamífero está incluido en la lista de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Adif tiene, por tanto, declarada la guerra contra este plaga. Durante ciertas épocas organiza cacerías (algunas de ellas con hurón) en las zonas de exclusión del AVE co el fin de erradicar a estos roedores de las vías del tren. La Federación Andaluza de Caza denunció la muerte de conejos que realizan sus madrigueras en los taludes de las vías del AVE por parte de Adif, quien había procedido al vallado de los taludes con una malla metálica que actúa como jaula impidiendo a los animales salir para alimentarse o beber, por lo que mueren de sed o inanición.

El informe de la Consejería explica que la Guardia Civil comprobó los hechos en octubre de 2011 y que con el expediente persigue depurar responsabilidades por “presunta infracción administrativa en materia de especies protegidas”.