44 trenes sin conductor para Los Ángeles


El consorcio Linxs (Lax Integrated Express Solutions), del que Bombardier es miembro con un 10% de participación, ha formalizado un contrato con Los Angeles World Airports para diseñar, construir, financiar, operar y mantener un sistema automatizado de transporte de pasajeros (APM) en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. El contrato total está valorado en, aproximadamente, 4.900 millones de dólares estadounidenses, unos 4.154 millones de euros.

Linxs ha otorgado dos contratos a alianzas estratégicas: una para la parte de diseño y construcción y otra, para la parte de operaciones y mantenimiento. La alianza estratégica a cargo de la parte de diseño y construcción ha adjudicado un contrato a Bombardier valorado en aproximadamente $219 millones de dólares estadounidenses (187 millones de euros). Además, Bombardier tiene una participación del 55% en la alianza estratégica de operación y mantenimiento, a la que se le adjudicó un contrato valuado en $576 millones de dólares estadounidenses (490 millones de euros). El cierre financiero de este contrato de asociación público-privada se da después del anuncio hecho por Los Angeles World Airports el 15 de febrero, seleccionando a Linxs como el desarrollador recomendado y la firma del contrato en abril.

Bombardier será responsable del diseño y suministro de 44 trenes automáticos sin conductor Innovia APM 300, así como del desarrollo de los sistemas de señalización y sistemas de comunicación a bordo y en tierra, liderando una joint venture que proporcionará servicios de operación y mantenimiento, tanto para el sistema APM, como para las instalaciones relacionadas durante un período de 25 años, después de la finalización de la construcción. Los vehículos Innovia APM 300 son similares a los que llevan operando desde el año 2005 en el aeropuerto de Madrid Barajas, conectando la T-4 con su terminal satélite. En 2016, el contrato fue renovado por otros 10 años más.

“Estamos orgullosos de ser miembros del equipo de Linxs y asociarnos con el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles para brindar una nueva opción de movilidad al pública a los viajeros. Con este contrato, nueve de los diez aeropuertos más concurridos de los Estados Unidos han elegido la tecnología de Bombardier para sus sistemas de transporte automático. Estamos seguros de que entregaremos a Los Ángeles un sistema APM moderno y fiable, digno de un aeropuerto de primera clase mundial”, explica Benoit Brossoit, presidente de Bombardier Transportation para Améica.

Bombardier ha estado diseñando, construyendo, operando y manteniendo sistemas de transporte automatizados (automated people movers) para aeropuertos y ciudades de todo el mundo desde hace casi 50 años. Los vehículos Innovia APM 300 de Bombardier, que utilizan el sistema de control automático de trenes Cityflo 650, representan la última generación de tecnología APM de transporte sin conductor.

El aeropuerto de Los Ángeles es el quinto aeropuerto más ocupado del mundo y el segundo más ocupado en los Estados Unidos. El nuevo APM es uno de los componentes del Programa de modernización de acceso terrestre del aeropuerto. El sistema se ejecutará en una vía elevada de dos carriles de 3,6 kilómetros, con seis estaciones, creando nuevas y permitirá conexiones entre las terminales del aeropuerto, su aparcamiento y la parada de tranvía. Se trata del primer sistema automatizado de transporte de personas adquirido a través de una Asociación Público-Privada en los Estados Unidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.