FCC modernizará el tramo entre Covilhã y Guarda


FCC se ha hecho con las obras de modernización de una línea ferroviaria de Portugal, un proyecto de 52 millones de euros con el que se busca reabrir la infraestructura cerrada a la circulación de trenes desde el año 2009. El grupo controlado por Carlos Slim suma así un nuevo contrato a su cartera de obra y refuerza además la internacionalización de su actividad constructora. La referida empresa integra, también, la construcción de la concordancia de las Beiras entre la línea de la Beira Baixa y la línea de la Beira Alta.

La obra de modernización del tramo de la Línea de la Beira Baixa entre Covilhã (kilómetro 165,194) y Guarda (kilómetro 211,694) fue adjudicada por 52 millones de euros y su concreción, prevista para 2019, permitirá la reapertura a la explotación ferroviaria de este tramo con 46 kilómetros, que se ha cerrado a la circulación ferroviaria desde 2009.FCC acometerá la obra a través de su filial Ramalho Rosa Cobetar (RRC) y en consorcio con Conduril Engenharia. Los dos socios cuentan con un plazo de un año y medio para acometer los trabajos.

El tramo de ferrocarril que se mejorará y reabrirá cruza por los municipios de Covilhã, Belmonte y Guarda y comprende la zona entre la estación de la Guarda y la estación de Covilhã. Así, el contrato incluye las obras de mejora de dos estaciones, las de Guarda y Belmonte, y de cuatro apeaderos. El proyecto se enmarca en el proyecto de mejora de las infraestructuras y de revitalizar el transporte ferroviario del Norte del país, enlazando y conectando con España.

El trabajo incluye intervenciones como “renovación completa de 36 kilómetros de vía (infraestructuras del Portugal ya lleva a cabo la reposición de 10 kilómetros de esta sección), la electrificación total del tramo de la rehabilitación de seis puentes de ferrocarril, remodelación de estaciones y paradas (Maçainhas, Y la construcción de sistemas de drenaje y ejecución de trabajos de estabilización de taludes, la construcción de la concordancia de las Beiras -conexión entre la línea de la Beira Alta y la línea de la Beira Baixa- en vía única electrificada, con 1.500 metros de extensión. Incluye la ejecución de un nuevo puente ferroviario sobre el río Diz, con una extensión de 237,8 metros y la instalación de señalización electrónica y telecomunicaciones.

“Se trata de una importancia intervención en la mejora del ferrocarril en Portugal, una sección que incluye el Corredor Norte Internacional y cuya aplicación mejorará la revitalización del transporte ferroviario en los enlaces inter-regional y la conexión con España” aclara Portugal Infraestructuras.

La ciudad portuguesa de Guarda, en el centro de Portugal, es el lugar por donde pasan las líneas de tren conocidas como la Beira Alta y la Beira Baja, que unen norte y sur del país con Oporto, Coimbra y Lisboa. La línea de la Beira Alta va desde Vilar Formoso (frontera con Salamanca) hasta Coimbra, pasando por Guarda. La de línea Beira Baja que une Guarda con Castelo Branco y Lisboa se está modernizando en el tramo entre Guarda y Covilha y, una vez concluidas estas obras, a finales de 2018, es cuando pretenden lanzar la nueva plataforma ferroviaria. “Cada vez nos estamos posicionando mejor como el epicentro entre Madrid y Lisboa”, explican responsables políticos.

(Imagen CC BY-SA 2.0)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s