Impulsar la circulación en vías en desuso


El PSOE demanda una normativa para regular los ferrocarriles históricos e impulsar su circulación en vías desafectadas por desuso y tipificar este tipo de infraestructuras como elemento de protección del patrimonio ferroviario. Esta formación ha registrado en el Congreso una proposición no de ley para su debate y votación en la Comisión de Fomento, con la que demandan al Gobierno promover junto con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y las comunidades autónomas un Plan de Protección y Uso del Patrimonio Ferroviario Histórico.

En España hay un total de 4.800 kilómetros de vías abandonadas. En muchos casos se trata de infraestructuras que han dejado de usarse con los años por la falta de pasajeros que ha traído consigo la despoblación rural y la desvertebración del transporte en pequeñas localidades. En otras ocasiones, la mala planificación ha hecho que estas vías ‘fantasma’ nunca se lleguen a utilizar. Una gran parte de estas vías fueron clausuradas debido a un acuerdo alcanzado por el Consejo de Ministros en el año 1984. A través de éste, el Ejecutivo ordenaba a la empresa pública Renfe la suspensión de servicios en las líneas calificadas como altamente deficitarias. Así, mediante este acuerdo se clausuraron 914 kilómetros de vía y 933 kilómetros se mantuvieron para el transporte de mercancías.

Los socialistas quieren incentivar el desarrollo de estos recursos “como una forma de protección cultural y de impulso económico”, y recuerdan que España carece de una normativa específica que establezca requisitos y condiciones que garanticen una circulación segura. Además, critican que “en ningún caso Adif haya permitido el desarrollo de trayectos por sus vías desafectadas por desuso para la circulación de trenes de viajeros y mercancías, impidiendo así la puesta en marcha de algunos proyectos que resultarían de gran interés”.

En este sentido, ponen el ejemplo de Francia, con 95 ferrocarriles históricos y hasta 1.200 kilómetros de vía en funcionamiento, y los más de 200 trenes en Reino Unido y destacan el potencial que tienen estos proyectos para generar puestos de trabajo y de atracción turística. Asimismo, inciden en la necesidad de contar con apoyo institucional, y señalan al tren del Urola del Museo Vasco del Ferrocarril contó con el respaldo de Euskotren, mientras que los trenes mineros de Samuño o de Utrillas lo hicieron con el de los propios ayuntamientos.

Algunas de estas vías tuvieron un papel clave en la historia española, aunque ahora han caído en el olvido. Según datos aportados por Adif, Andalucía es la comunidad autónoma que más vías en desuso tiene con un total de 35 líneas. Por lo contrario, La Rioja posee una única vía en desuso, lo que la convierte en la región con menos líneas ‘fantasmas’ en toda España. Unos 1.300 kilómetros de líneas en desuso han sido convertidas en ‘vía verde’, que no se corresponde a una vía ferroviaria entera en desuso, sino a una o varias partes de esa vía en desuso.

A lo largo del país, existen numerosos proyectos para reponer algunas de estas vías. Baste citar los planes existentes en la comarca granadina de Guadix-Baza-Lorca y el de la vía de la Plata, en La Fregeneda y el tren directo en Burgos. ¿Saldrá adelante algunos de estos proyectos a través de iniciativas como lla que ahora proponen los socialistas?

Anuncios

Una respuesta a “Impulsar la circulación en vías en desuso

  1. José Félix Arroyo

    Pues me temo que NO

    Estos políticos primero lo joden y luego lo quieren arreglar, pero al
    estilo del perro del hortelano.

    Cuántas lunas han pasado desde aquellas tardes pidiendo por el NO al
    cierre del Santander Mediterráneo…

    Cuántas campañas electorales vendiendo humo, propugnando reaperturas
    fantasmas, luchando por el “disputado voto del señor Cayo”.

    Resulta que hace también muchas lunas que el señor Cayo murió, y sus
    hijos se fueron de aquel pueblo donde el señor Cayo tuvo amaneceres de
    humo y carbonilla y silbidos de aquella locomotora que avanzaba hacia
    un futuro bilbilitano, que a su vez vertebraba unas comarcas de oeste
    a este sin necesidad de retroceder casi cien kilómetros para avanzar a
    altas velocidades por otros territorios que se llevarían el pan y la
    sal de su tierra. Ya entonces el señor Cayo sabía que la línea recta era la distancia más corta entre dos puntos.

    ¡Su tierra! Condenada al pragmático olvido y sólo apta para
    domingueros de urbe de fin de semana, que acuden a degustar las
    viandas, que venden como del terruño y son de las antípodas del mundo;
    que van a ver paisajes y paisanajes, que poco tienen que ver con los
    que vieron y vivieron sus antepasados señores “Cayo”. Los mismos, que
    acabado el fin de semana, regresan a la Urbe donde la Loba Capitolina
    les devora el ser y la sal.

    Volverán, como vuelven las golondrinas, pero ya no será lo mismo, ni
    siquiera un atisbo de ternura les llevará a ver y sentir lo que sintió
    el abuelo cuando en su juventud vio como aquel tren trajo la
    prosperidad a su tierra, que él conservó y acrecentó y que sus
    ingratos descendientes vendieron en aras de una falsa prosperidad.

    Hoy, ya es imposible, estamos deslocalizados; e incluso sufriendo una
    catarsis que nos llevase a vivir despreocupados al viejo terruño,
    seríamos una rara avis (ya lo somos) y los que quedaron, ya muy
    mayores, nos mirarían con ojos de complicidad, aunque realmente en su
    fuero interno pensarían que estamos locos de atar, porque
    sencillamente, ellos ya no creen ni en lo que ven, están
    institucionalizados.

    Esto es lo que realmente me preocupa, lo que quedó y el cuerpo inerme
    imposible de resucitar, ¡Lázaro en verdad murió!

    Los nuevos profetas de la utopía, vestidos de rosas y gaviotas (ahora
    trocadas por encinas) ya no engañan a nadie. Su parroquia, que de todo
    hay, volverán a vivir del cuento, porque las gentes perdieron el
    sentido del ridículo y las ganas de lucha. Si regresara el Sr. Cayo,
    les metía el voto por su capitolino culo.

    Y sabes que es verdad.

    José Félix Arroyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.