Jorge Segrelles, al frente de las obras de La Meca


obras-desierto-ave-medina-lameca

El consorcio de empresas españolas encargadas de construir el AVE a La Meca nombra a Jorge Segrelles nuevo presidente del grupo, en sustitución de Pablo Vázquez, quien recientemente dejó el cargo al cesar como presidente de Renfe. A diferencia de los anteriores presidentes, Segrelles tendrá dedicación exclusiva al consorcio y al proyecto del ‘AVE del Desierto’, que debe estar listo en marzo de 2018.

Segrelles dejará el puesto de director general de Servicios a Clientes y Patrimonio que tiene en Adif desde 2013. Con anterioridad, había ocupado distintos cargos de responsabilidad en Bankia y Repsol. Su nombramiento como presidente del consorcio del AVE a La Meca ha sido aprobado por “unanimidad” de todos los socios en el consejo de administración y la junta general del grupo celebrada este jueves, según informó el propio consorcio.

Entre las tareas encomendadas a Jorge Segrelles figuran la de ratificar y desarrollar el acuerdo que su antecesor logró con Arabia Saudí a mediados del pasado mes de noviembre, por el que se logró un plazo adicional de catorce meses para concluir las obras sin afrontar penalizaciones por retraso. Los socios del consorcio le han encargado “reforzar” las relaciones con Arabia y entre los accionistas del grupo, además de dirigir la culminación de la construcción de la línea y “llevar a cabo todos los trabajos necesarios para abordar con éxito la posterior fase de explotación de la línea”.

Segrelles deberá dirigir el consorcio para culminar el denominado ‘AVE del Desierto’, un contrato estimado en unos 6.700 millones de euros y uno los mayores conseguidos en el exterior, en el nuevo plazo acordado con Arabia para marzo de 2018, en vez de a principios de 2017 como estaba previsto inicialmente. Las empresas españolas deben adelantar al 31 de diciembre de 2017 el inicio de la explotación del grueso de la línea de forma puntual, esto es, para servicios charter o viajes concretos.

El consorcio recuerda que el tren de Alta Velocidad a La Meca alcanza actualmente un grado de ejecución del 70% de los trabajos de construcción. El consorcio español que a finales de 2011 logró este ‘macrocontrato’ está formado por las empresas públicas dependientes de Fomento Ineco, Renfe y Adif, y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa y Talgo, esta última encargada de suministrar los trenes. El contrato corresponde a la segunda fase de construcción del AVE y comprende la colocación de las vías de la línea, de 450 kilómetros de longitud, y la instalación de toda su superestructura (electrificación, seguridad, comunicaciones y otros sistemas), además de su posterior explotación.

Hace unos días el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, mostró su satisfacción por el principio de acuerdo alcanzado con las Autoridades Saudíes: “Se trata de un importante paso para culminar el AVE del desierto, un gran proyecto de ingeniería que además es bandera de la Marca España y que demuestra el liderazgo de nuestras empresas a escala mundial”, afirmó. Según el ministro, este principio de acuerdo “despeja el camino para la finalización de las obras”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s