¿Se vende el metro de Málaga?


metro-malaga

Cotización al alza y acciones a la venta. El fondo de capital riesgo estadounidense Blackstone ha presentado una oferta a Sando, Azvi y Cajamar, accionistas de la sociedad Metro de Málaga, para la compra de sus títulos, que en conjunto representan el 39,4% del capital. La operación, en caso de que prosperen y se cierren las negociaciones abiertas, supondría la adquisición de casi el 40% del accionariado de la firma, actualmente en manos de la constructora malagueña Sando (8,57%), de Cointer (Azvi) (11,96%) y de Cajamar (18,86%). La sociedad Metro de Málaga dispone de la concesión para la explotación comercial del suburbano hasta el año 2042.

Pase lo que pase con esta opción de compra, lo cierto es que el Ayuntamiento de la capital malagueña “no contempla” la posibilidad de entrar a formar parte de la sociedad encargada de construir y explotar el metro de la ciudad. “Intentaremos ayudar para que el desarrollo de esta infraestructura sea el mejor posible, pero sin tener que ser accionistas”, asegura el alcalde Francisco de la Torre. “En el arranque había reservado un 10% y luego se cerró la puerta”, indica el regidor, si bien explica que “esas cosas tienen su tiempo, pero ahora no tenemos previsto ese tema, ni tenemos una partida presupuestaria ni entra en nuestro campo de interés”

De la Torre, sein embargo, que siempre ha cuestionado el modelo elegido por la Junta para la construcción y explotación del suburbano, dice tener “poco que opinar sobre la operación, en tanto que forma parte del “ejercicio de la libertad de decisión de las empresas que son accionistas y que pueden vender sus acciones“. A su juicio, lo que hay que procurar es que “el metro funcione lo mejor posible”.

La compra sigue sin cerrarse, aunque las conversaciones de Blackstone con las tres empresas afectadas avanzan, según fuentes conocedoras del proceso. Sin embargo, la Agencia Obra Pública de Andalucía, que posee el 23,69% de la sociedad, precisa que antes de su culminación debe seguir unos trámites establecidos en los estatutos de la concesionaria y en el propio contrato de concesión.

Uno de los elementos a subrayar de la iniciativa es el alto valor económico que podría alcanzar la venta, puesta en conocimiento por parte de los socios del Metro el pasado 8 de enero. A este respecto, varias fuentes próximas a la operación aludieron a que podría alcanzar, en su globalidad, los 100 millones de euros. El montante gana en relevancia si se toma en cuenta que el capital social de la empresa es de 136,5 millones. Conforme a la parte del pastel pendiente de venta, la compra alcanzaría un valor nominal de 54,6 millones de euros. Es decir, que el citado fondo de inversión está en disposición de pagar del orden de un 80% más.

Tanto la agencia autonómica, en calidad de administración concedente, como el resto de accionistas que forman parte de la sociedad tienen opciones preferentes en caso de compraventa. Disponen de un plazo para poder formalizar contraofertas a la realizada por el fondo norteamericano para hacerse con esta parte del paquete accionarial. No parace que la Junta de Andalucía vaya mover ficha, dado lo elevado del coste. Quedaría pues la duda respecto al comportamiento que tendrán los otros accionistas. De ellos, FCC y Globalvía suman el 25,33%; Comsa-Emte, el 10,56%, y Vera, 1,03%. Fuentes de Cajamar confirmaron la existencia de conversaciones con el citado fondo desde hace varios meses..

Desde la Agencia de Obra Pública sí se apresuran a precisar que la potencial compra por parte de un grupo extranjero no tendrá incidencia alguna en la prestación del servicio, ya que el mismo queda garantizado “y en todo caso en condiciones de calidad”. Las propias condiciones del contrato deja en manos de la Junta la última potestad sobre todo lo relacionado con horarios, servicios especiales, frecuencia de paso y tarifas.

Otro elemento que puede servir de referencia respecto a la envergadura de la operación que se negocia en Málaga es la venta del 88% de las acciones de Metro de Sevilla hace ahora algo más de un año. La adquisición, impulsada por Globalvía (participada por FCC y Bankia) trajo consigo un desembolso final de 154 millones de euros. El capital social de esa sociedad es de 128,6 millones.

No es descartable que éste no sea el último fondo de inversiones que acabe teniendo un papel relevante dentro del Metro de Málaga. Desde hace varios meses las empresas FCC y Bankia, poseedoras de Globalvía, negocian su posible venta a un fondo de origen malayo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s