Archivo diario: marzo 1, 2014

Valencia quiere el AVE soterrado y evitar “una barrera peor que la de Berlín”

obras_de_la_estacion_provisional_ave

Soterrado, sí o sí. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha defendido la necesidad de hacer posible que tanto el AVE como el Corredor Mediterráneo atraviesen la ciudad soterrados, y por ello, ha abogado por “buscar una solución posible” y que se pueda “ir realizando”. Antes de asistir al pleno municipal, la alcaldesa ha valorado la visita que ayer realizaron el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Miño, y el presidente de Adif, Gonzalo Ferre, en la que trataron, según ha dicho, tres temas fundamentales para Valencia.

En concreto, ha dicho, se alcanzó el compromiso de licitar en marzo la primera fase de Parque Central, que afecta al 40% del total, así como de acometer el soterramiento de la vías de Serrería, algo “importante” para proyectos como el Corredor Mediterráneo y para la expansión de la ciudad hacía el mar. Sin embargo, Barberá ha destacado la necesidad de hacer posible que el tren entre y atraviese Valencia soterrado, y por ello ha abogado por “buscar una solución” que permita sacar adelante el proyecto, pues la propuesta inicial “vale muchos miles de millones que no están porque se lo han gastado y dilapidado los socialistas”.

La alcaldesa ha asegurado que “no hay abandono ni no abandono” del proyecto inicial, sino una necesidad de “sacar el proyecto” para que el AVE entre en Valencia y vaya hacia Castellón y el Corredor Mediterráneo cruce la ciudad soterrado. “No puedo permitir que el Corredor Mediterráneo vaya en superficie” porque eso generaría “un cordón de trenes de largo recorrido” que impediría unir la ciudad y crearía “una barrera peor que la de Berlín”, ha manifestado.

Barberá ha afirmado que el problema no está en el canal de entrada, que se puede abaratar “con menos altura y menos pendiente”, sino en el túnel que debe atravesar la ciudad, para lo que había un proyecto “magnífico y espectacular, pero que probablemente podrán hacer los árabes” que son quienes “tienen el petróleo” y, por tanto, dinero.

Ha dicho que la solución la deben aportar los técnicos, pero ha indicado que “todo lo que sea meterse en zona habitada y consolidada” de la ciudad supondría tener que “ir muy abajo” para que no afecte a las edificaciones.

(Imagen Las Provincias)