¿Renfe y Adif juntas otra vez?


renfe_319_adif_8029

Lo que el Gobierno obliga a separar, lo puede volver a unir. Fomento confirma que trabaja en unir Adif y Renfe bajo la misma sociedad. Ambas empresas se separaron hace diez años en dos sociedades distintas para diferenciar la construcción y gestión de las vías del servicio de transporte. La separación permitiría a un operador transnacional circular por las redes de diferentes países en las mismas condiciones que la ferroviaria nacional, pagando las tasas correspondientes por el uso de la infraestructura. El fracaso de la liberalización del transporte de mercancías que arrancó en 2005 y la decisión de retrasar hasta 2020 la entrada de competidores en tráfico de viajeros son aspectos que llevan a plantear la fusión de las empresas.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, reconoce que su departamento estudia la posibilidad de volver a unificar a Adif y Renfe a fin de comprobar si eso haría a España ser más competitiva en materia ferroviaria. “Una de las posibilidades que se estaban estudiando en su momento y que yo, sí, es cierto que he dado instrucciones para que se siga estudiando y trabajando (..) es la de ver si unificando Adif y Renfe nosotros podemos ser más competitivos”, asegura De la Serna en una entrevista en RTVE.

El ministro señala que, de cara a la liberalización del transporte ferroviario de viajeros para 2020 en la Unión Europea, “España tiene que estar fuerte y con un proyecto sólido”. “Tenemos grandes competidores porque los alemanes y los franceses tiene ya holding ferroviarios en los que van a tratar de concentrar todos sus esfuerzos para tratar de ser más competitivos”, destaca. La decisión de volver a unificar Renfe y Adif “corresponde en cualquier caso al Gobierno” y “no está tomada en absoluto”, precisa De la Serna, quien insiste en que, de momento, se va a estudiar esa posibilidad y “ya veremos si finalmente resulta algo que podemos acometer”.

Renfe y Adif se separaron en enero en 2005, con la entrada en vigor de la Ley del Sector Ferroviario que supuso la creación de dos sociedades distintas para diferenciar la construcción y gestión de las vías del servicio de transporte. Renfe Operadora absorbió de su predecesora todo el material rodante, los talleres de mantenimiento y el personal dedicado a operar los trenes y a su mantenimiento. Además de todo lo relacionado con la infraestructura, la venta de billetes en estaciones quedó también en manos de Adif.

Las dos compañías cuentan con alrededor de 13.000 empleados. Tras aprobar los nuevos convenios hace un año, ambas abordan actualmente sus primeras contrataciones de nuevos trabajadores desde la crisis. La eventual nueva integración de las dos empresas ferroviarias públicas deberá sopesarse por sus nuevos presidentes, Juan Bravo en Adif y Juan Alfaro en Renfe, y el nuevo responsable de Fomento, Íñigo de la Serna.

Adif Alta Velocidad, la división encargada de la red AVE, está en ‘números rojos’ (perdió 140 millones de euros en la primera mitad del año) y soporta un endeudamiento de 14.575 millones de euros. Los ingresos de la compañía están limitados casi exclusivamente al canon o peaje que cobra a Renfe por usar las vías y las estaciones de tren, con el fin de amortizar la inversión que realiza en su construcción y mantenimiento. Adif tiene obras en marcha valoradas en unos 12.500 millones de euros, aunque la licitación de nuevos trabajos está en mínimos históricos y muchas de los que están en ejecución están paralizados por distintos problemas.

Renfe prevé cerrar en 2016 un segundo año en beneficios tras lograr en 2015 las primeras ganancias de su historia. La operadora registra estos datos gracias a la explotación del AVE, que encadena récords anuales de viajeros desde 2013. Además, ha reducido su deuda, que se sitúa por debajo de los 5.000 millones.

La reunificación de la compañía que controla la vía férrea y la empresa operadora se incluyó en los primeros borradores de la nueva ley del Sector Ferroviario, pero el Gobierno decidió finalmente eliminar el proyecto del texto normativo para no incurrir en contradicciones que pudieran socavar los principios de la liberalización llevada a cabo en España. La experiencia de estos diez años demuestra el ‘divorcio’ de ambas empresas, lo que lastra la toma de decisiones en un sector tan dinámico. El hecho, además de que Alemania y Francia integren la gestión y la operación ferroviaria bajo sus respectivos paraguas, Deutsche Bahn y SNCF, anima a dar pasos en España en busca de una misma solución. La creación de un holding de las dos empresas también se ve con buenos ojos en el seno de la Unión Europea.

Anuncios

Una respuesta a “¿Renfe y Adif juntas otra vez?

  1. Pero, ¿cómo, que van a competir con Renfe los franceses y alemanes?
    Estupendo. Si ellos se encargan de administrar y gestionar el tráfico ferroviario de pasajeros y mercancías, quizás empecemos a dejar de arruinarnos.
    Poder viajar en trenes de largo recorrido donde se pueda COMET algo más que un bocadillo de queso de 5 euros, hecho con pan de dos días desecado finalmente en un microondas… poder entrar en el WC sin temor a que si tocas LO QUE SEA los estafilococos se te comerán vivo… tomar curvas cerradas sin notar que el tren pugna por saltarse los raíles…
    Sería estupendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s