Adif coloca un voladizo en la fachada de la estación de Abando que evite la caída de cascotes


voladizo-estacion-abando-de-bilbao

Una visera rodea estos días la fachada de la estación de Abando de Bilbao. La medida se ha adoptado después de que los técnicos del Ayuntamiento de Bilbao hubieran detectado «riesgo de caída de elementos de pequeño tamaño» en el transcurso de una inspección ocular realizada hace un par de semanas. El Consistorio ha obligado a Adif a adoptar cuantas medidas considere necesarias para impedir la caída de objetos sobre la vía pública. La colocación de la visera ha obligado a retirar el rótulo que informaba a los ciudadanos del nombre oficial de la terminal:_Estación Abando-Indalecio Prieto.

Los responsables de la terminal bilbaína han instalado un voladizo de carácter colgante en las caras del inmueble que miran a la calle Hurtado de Amezaga, al callejón que desemboca en la Plaza Circular y a la Bolsa. La tejavana de metal sobresale unos dos metros a lo largo de los cuarenta de longitud que mide cada uno de los tres lados del bloque.

Desde Adif se asegura que la medida es «transitoria» hasta que se ejecute un plan de rehabilitación y reforma de la fachada. «Existe un proyecto, pero aún no está aprobado ni definido –agregó la misma fuente–, por lo que la actuación no será ni mucho menos inmediata», reconoció. Sin embargo, precisa que no se tiene constancia de que se hayan producido desprendimientos.

La estación de Abando fue inaugurada en 1948 sobre las trazas de otra anterior. Cuenta con cuatro alturas y un pequeño castillete en el vértice que se asoma a la calle Hurtado de Amezaga. Fue diseñada por Alfonso Fungairiño y, a mediados de los años 80, fue remodelada por la devastación sufrida durante las inundaciones.

Los alrededores de la terminal de Renfe son uno de los puntos más frecuentados de Bilbao. Una media de 16.500 usuarios emplean el servicio de Cercanías o larga distancia de la operadora ferroviaria. A este número hay que añadir la cantidad de personas que entran al suburbano desde la misma estación. La caverna de metro de Abando, que cuenta con tres bocas, atrae a casi 20.000 usuarios cada jornada.

(Imagen Borja Agudo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.