Sindicatos exigen una investigación “exhaustiva” sobre el accidente de metro en Madrid que costó la vida a dos personas


Que se investigue. Nunca debería haberse producido esta situación. Portavoces sindicales de Metro de Madrid han apuntado a la testigo del accidente y el “volcado de datos” del vehículo como las dos posibles vías para conocer cómo ocurrió el accidente que en la tarde del martes motivó la muerte de dos personas. El técnico de Metro José Manuel P. G., residente en el municipio madrileño de El Álamo, y una joven suiza de 17 años, murieron, y otras dos personas resultaron heridas al chocar un tren de Metrosur con el tope de la vía en las cocheras del barrio de Loranca, en el límite de los términos madrileños de Fuenlabrada y Móstoles. El fallecido era el responsable de Mantenimiento de Ciclo Corto de Metro, encargado de la revisión diaria de los coches. Y al parecer carecía de permiso para conducir el vehículo

“Las normas están para cumplirse y no son un capricho”. El portavoz sindical de UGT en Metro de Madrid, Teodoro Piñuelas, ha explicado que “no se tiene constancia” de que el conductor “tuviese carné de trenes”. También ha recalcado que “si se hubiera cumplido la normativa” de Metro no habría tenido lugar el accidente, ya que “ningún operario de Metro va con personal ajeno en cabina, y menos en vía de pruebas”.

Piñuelas ha observado que “alguien ha autorizado” la presencia de esas personas en la cabina, por lo que ha expresado que en este siniestro “hay que depurar responsabilidades y ver dónde está el fallo” que ha motivado el choque. Sin embargo, Metro de Madrid descarta imputar cualquier tipo de falta al responsable de maniobras del depósito de la cochera cercanas de Loranca que dejó acceder al gerente de suburbano y a las tres personas que le acompañaban en el accidente. Fuentes del suburbano han explicado que se exime de responsabilidad al encargado de depósito, al entender que permitió el acceso a un cargo superior en el organigrama y, en consecuencia, no incurrió en ningún tipo de falta. El responsable de maniobras de depósito es la persona que permite que se realicen actuaciones y autoriza maniobras si hay disponibilidad de convoy para ello.

Ana María Rodríguez, vicesecretaria del Sindicato de Conductores de Metro de Madrid (SCMM), también ha indicado que para introducir a viajeros en cabina se necesita una “autorización”, aunque no ha podido precisar si el gerente la había obtenido o si por convenio “tenía potestad por su cargo” para permitir la entrada al público. Rodríguez sí ha comentado que, dada la condición de gerente del fallecido y su experiencia en Metro de Madrid, “como cargo debe tener la acreditación para circular” en los trenes, así como para circular en vía de pruebas.

La Escuela de Formación de Metro tiene programas para los diferentes grupos de trabajadores, por lo que “si viene de mantenimiento lo suyo es que la tenga”, ha añadido. No obstante, ha explicado la portavoz del SCMM que aunque es posible que el responsable de Metro pudiese estar utilizando ese tren en vía de pruebas sin incumplir la normativa, “una vía de pruebas es para hacer pruebas”. También ha recalcado que su sindicato apuesta por que no solo los conductores de Metro, sino los “agentes externos”, tengan formación y acrediten experiencia en el funcionamiento de los vehículos.

Ignacio Arribas, secretario de CC.OO. en Metro de Madrid, ha indicado que los pormenores del accidente podrán conocerse a través del “volcado de datos” del tren accidentado, y ha precisado que aunque es posible obtener información estos vehículos “no llevan caja negra, no son como los aviones”. Arribas ha explicado que confía en que ese volcado de datos permita saber “qué es lo que ha hecho (el conductor) en esos momentos”, y ha pronosticado que la investigación “no será a corto plazo”.

El tren siniestrado circulaba por una vía de pruebas en los talleres de Loranca y chocó contra una topera, nombre que recibe el talud que pone fin a la vía. Al parecer, el límite de velocidad fijado en los 20 kilómetros a la hora se superó considerablemente porque de lo contrario no se habría saltado la topera. Las mismas fuentes aseguran que para conducir uno de esos trenes hay que recibir una autorización especial y no se puede hacer con nadie externo al Metro subido en la cabina.

(Imagen Kike Rincón en Madridiario)

Anuncios

Una respuesta a “Sindicatos exigen una investigación “exhaustiva” sobre el accidente de metro en Madrid que costó la vida a dos personas

  1. Javier Elena

    Aunque es verdad que los vehículos ferroviarios no montan una “caja negra” como la de los aviones, sí que incorporan, la mayoría, algún tipo de sistema de registro protegido de eventos cuya finalidad es permitir, por ejemplo tras un accidente, conocer las condiciones de funcionamiento previas del tren. Esta unidad de tren accidentada, en concreto, perteneciente a la serie 8000 de Metro de Madrid, monta el sistema de registro de eventos denominado CESIS de la compañía española SEPSA, de Pinto (Madrid).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.