El desembarco de las Alco 2100


Las ‘chatas’ están a un lustro de cumplir el medio siglo de historia. Hace 45 años llegaban al puerto de Sestao las ocho locomotoras Alco 2100 construidas en Estados Unidos, la tercera y última serie de la firma americana adquiridas por Renfe, tras las 1600 y las 1800 compradas a la mayor constructora de locomotoras del mundo. Como sus antecesoras, el propósito de la compra pretendía eliminar las máquinas de vapor de las vías españolas, según un ambicioso plan de modernización del parque móvil establecido años atrás por los rectores de Renfe. Todavía hoy se mantienen operativas algunas unidades, aunque ya no arrastren las modernas composiciones que recorren los trazados ferroviarios.

Eliminar las viejas locomotoras de vapor y dieselizar el parque móvil. Ese era el fin que perseguía el plan decenal de modernización (1964-1973) con el que Renfe pretendía rejuvenecer su parque móvil. Las Alco 2100 (posteriormente la serie 321 de Renfe) desembarcaron en el puerto vizcaíno el 9 de enero de 1965, financiadas en parte a través de los fondos de ayuda de los Estados Unidos. Ocho, de las ochenta unidades encargadas, fueron directamente fabricadas en los talleres de Alco. El resto se forjaron en las dependencias de Euskalduna, que poseía la licencia Alco en España, CAF y La Naval.

La entrega se realizó entre los años 1965 y 1970. Durante los cinco primeros años, las Alco 2100 (máquinas con dos cabinas de conducción de frente achaflanado, de ahí su apodo ‘chata’, que mejoran la visibilidad con respecto a sus antecesoras las 1800) dieron la doble tracción a las eléctricas 7100 del País Vasco para subir el puerto de Orduña. También arrastraron trenes de pasajeros de las zonas de Orense, Atocha y Sevilla, consiguiendo mejores prestaciones que locomotoras de vapor de hasta el doble de potencia cuando los trenes eran especialmente largos y pesados. Como servicio espacial, fueron utilizadas en los puertos de Manzanal, Orduña y Pajares en los meses crudos de invierno como auxilio de máquinas quitanieves y automotores. Máquinas duras y potentes, capaces de aguantar grandes y pesadas cargas.

A poco de alcanzar el medio siglo de edad, la mayoría de las locomotoras de la serie 321 de Renfe han sido desguazadas y algunas vendidas. Renfe operadora entregó a Adif prácticamente la totalidad de las locomotoras que tenía de esta serie. Algunas aún están operativas para la conservación de las vías o bien remolcan trenes de mercancías en algunas instalaciones portuaria, y el resto cumplen servicio en alguna siderurgia.

(Fuente Locomotoras españolas. Iimagen Ferropedia. La 321-044-0 en Miranda de Ebro 9 de agosto de 2003 de Jean-Pierre Vergez-Larrouy)

2 Respuestas a “El desembarco de las Alco 2100

  1. ¡Excelente el blog y las notas!
    Aquí en Argentina todavia se conservan a duras penas algunas de estas maquinas compradas de segunda mano a España.

  2. […] de la eniirpexcea de viajar en tren, algo totalmente nuevo, hace quedar muy mal, al antes afamado Expreso de Oriente, casi como un tren de segunda […]Tu valoración: 0  0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .