La línea 4 del metro de Bilbao ya se diseña sobre el papel


La línea 4 del metro ya se ha abierto camino desde Moyúa hasta Rekalde, al menos sobre el papel. Pero sobre el terreno la cosa es más peligrada. El estudio básico realizado por la ingeniería Idom dibuja un trazado de 2,7 kilómetros con muchos condicionantes. En tan corto trayecto, las galerías del suburbano deberán sortear el aparcamiento subterráneo de Zabalburu y cuatro túneles de Renfe y Feve para llegar a su destino. Un trazado aún a carboncillo que ni tan siquiera se ha pasado a limpio y que se proyecta para dentro de siete años.

Pero todo el proyecto de la Línea 4 del metro está milimetrado, al menos en la parte teórica. El primer informe técnico define con precisión los tiempos de viaje –6 minutos en total– y la ubicación de los accesos a las tres estaciones de Zabalburu, Irala y Rekalde, mediante escaleras y ascensores. También permite asomarse a la complejidad del proyecto, que exigirá una inversión cercana a los 185 millones de euros. El recorrido empezará bajo la calle Elcano, pasará junto a la plaza de toros y rodeará el barrio de Irala hasta llegar al centro de Rekalde. Para cubrir esa distancia «hay que evitar un montón de túneles que ya existen», explica el director de proyectos de Euskal Trenbide Sarea (ETS). Más concretamente, dos galerías de Feve y otras dos de Renfe, tanto de mercancías como de pasajeros, que discurren a diferentes cotas. La cadena de obstáculos también incluye el aparcamiento de Zabalburu, con 771 parcelas.

La terminal, una de las más utilizadas de la red, ya que se prevé que puedan utilizar el servicio cerca de diez millones de viajeros,.se transformará «en una nueva estación de intercambio». La estación se situará por encima de la actual y los usuarios que se dirijan a Rekalde sólo tendrán que bajar seis metros en escaleras mecánicas. El nuevo túnel discurrirá por encima del de la Línea 1. Habrá otro acceso exterior junto a la calle Ercilla y un ascensor en el interior de la plaza.

Por la terminal de Zabalburu, con accesos en San Francisco y Egaña, pasarán unas 9.500 personas al día. La de Irala atenderá a un número similar de viajeros y será la más profunda del trazado, con las vías a cuarenta metros bajo el nivel de la calle y un cañón con tres tramos de escaleras mecánicas hasta Torre Urizar. La otra boca estará en la plaza de Eskurce. En Rekalde se moverán 17.000 usuarios al día. Eso supone que, de los diez millones de pasajeros que moverá la Línea 4 al año, la mitad utilizarán esta estación, con entrada desde la plaza y la calle Ciudadela.

El Gobierno vasco ya ha sacado a concurso el estudio informativo, que estará listo a finales de 2010 y definirá otros muchos detalles del proyecto, como las galerías de ventilación o la movilidad interna de las estaciones. Pero habrá que esperar hasta 2017 para verlo hecho realidad.

(Fuente El Correo)

Una respuesta a “La línea 4 del metro de Bilbao ya se diseña sobre el papel

  1. zorroza metro ya

    Que la linea 4 pase por Zorroza!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.