Archivo de la etiqueta: visitas

Treneando supera los dos millones de visitantes

Ya soy millonario; doblemente millonario. Gracias a vosotros, a los que me leeis todos los días, de vez en cuando o lo hacéis de foma esporádica, Treneando supera ya los dos millones de visitantes. Algo más de tres años y medio de haber comenzado esta aventura, puedo presumir (perdonad la petulancia) de haber conseguido superar un importante reto: 1.312 días de presencia continua en la red y con aspiraciones a seguir, al menos, el doble. Simplemente hasta que el último de mis lectores se canse y deje de leerme. .

Dejadme, por un día, que sea yo el protagonista de este post. Permitidme presumir, al menos por un instante, de este momento. Reconozco que me siento feliz de haber llegado a este punto, pero con el compromiso firme de superarlo y, por qué no, multiplicarlo más allá de donde las vías se cruzan en el infinito.

Concededme presumir de amigos, porque así es como os siento. Y os imagino como a gente interesada por este mundo del ferrocarril tan variopinto; y tan cerrado en ocasiones, donde se hace difícil entrar sin disponer del ‘carné de ferroviario’. Al fin y al cabo, y así lo he dicho en varias ocasiones, reconozco que no sé muchas cosas, pero trato de aprender y, sobre todo, de comunicar y hacer más permeable ese universo de los trenes. Pero siempre con ánimo constructivo y, sobre todo, divulgativo.

Os agradezco de todo corazón que me hagáis cuantos observaciones estiméis oportunas sobre los temas de los que escribo. Que incluso me rectifiquésis, cuando sea procedente. No tengais cuidado: los publicaré. Reconozco que ha habido comentarios que no han visto la luz; no porque sean críticos con lo que cuento, sino porque se han vertido insultos o se ha descalificado a terceras personas que no pueden defenderse o responder. Solo en esos casos los he enviado al limbo del spam. Todos los demás se ven.

Lo dije cuando llegué al millón de visitas. Y me repito. Treneando nació en enero de 2009 con vocación de ser universal. Y lo que comenzó como una simple tarea mecánica (me tocó probar la plataforma de wordpress y ver sus posibilidades) ha acabado convirtiéndose en un placer diario. Aunque en ocasiones también es tortuoso seguir la estela que deja el ferrocarril. Hay gente en foros especializados que tiene amplios conocimientos sobre el tema; mucho más que yo. Pero procuro difundir y hacerme eco de las cosas que más puedan interesar, no ya a los ‘treneros’, sino a otros muchos que nunca antes habían pensado que el mundo del tren pudiera ser tan entretenido.

Agradezco de todo corazón a todos los que os habéis suscrito a este blog (383 usuarios reciben el pots nada más salir publicado), a los foreros que me ‘aguantan’; de forma especial a aquellos que participan en los foros de trenes, a los ‘followers’ de “Soy amigo del tren” y de otros mundos del facebook y a quienes hacen posible (y animan) a que Treneando siga creciendo. Con esa intención, seguiré escribiendo cada día. A todos gracias, de corazón.

Treneando llega al millón de visitas

Un millón de amigos. A algunos os conozco en persona, a otros por vuestros comentarios y críticas y correcciones (¿por qué no admitir que en ocasiones cometo errores y hay quien me los hace ver con corrección y respeto?), aunque la mayoría ni tan siquiera me permite saber su nombre. No importa. Estáis ahí. Lo siento cada día. Y sois los que me permitís seguir a pie de obra, informando y entreteniendo (al menos eso es lo que pretendo).

Este primer millón de visitas (lo digo porque tengo vocación de seguir) me obliga a esforzarme más, a buscar cosas interesantes, a profundizar en los ya sabidos y a matizar otros que se hacen noticia en el día a día. Todo con el fin de no dejaros indiferentes. Pero siempre con ánimo constructivo y, sobre todo, divulgativo. Son veintinueve meses escribiendo a diario. Pemitidme, por tanto, que celebre este cifra y que haga hoy un poco de ombliguismo.

Treneando nació en enero de 2009 con vocación de ser universal. Y lo que comenzó como una simple prueba mecánica (me tocó probar la plataforma de wordpress y ver sus posibilidades) ha acabado convirtiéndose en un placer diario. Reconozco que, en ocasiones, también es tortuoso seguir la estela que deja el ferrocarril. Hay gente en foros especializados que tiene amplios conocimientos sobre el tema; mucho más que yo. Pero procuro difundir y hacerme eco de las cosas que más puedan interesar, no ya a los ‘treneros’, sino a otros muchos que nunca antes habían pensado que el mundo del tren pudiera ser tan entretenido.

Agradezco de todo corazón a todos los que os habéis suscrito a este blog (260 usuarios reciben el pots nada más salir publicado), a los foreros que me ‘aguantan’, de forma especial a aquellos que participan en railwaymania y forotrenes, a los ‘followers’ de “Soy amigo del tren” y a quienes hacen posible (y animan) a que Treneando siga creciendo. Con esa intención, seguiré escribiendo cada día. Gracias