Archivo de la etiqueta: estación

Tres nuevas paradas para el tren entre Oporto y Vigo que no cambiará el maquinista en la frontera

tren-celta-ministros-luso-espaniol

Nuevo empujón para el ‘Tren Celta’. La línea ferroviaria Vigo-Oporto incluirá tres nuevas paradas a partir del 1 de julio. Las estaciones de Viana do Castelo, Nine y Valença do Minho volverán a tener acceso al tren, que no cambiará de maquinista en la frontera. Ambas operadoras buscan “incrementar la ocupación del tren y su rentabilidad”.

La electificación de la línea parece que seguirá sin plazos, aunque es posible que en breve Comboios de Portugal (CP) releve los vetustos vehículos que prestan el servicio en el ‘Tren Celta’. Las locomotoras S-592, de los años 80 y alcanzan una velocidad cercana a los 140 km/h, podrían dar paso a las S-594 o S-598, mucho más modernas y rápidas. Renfe y su homóloga lusa firmaron el pasado 28 de marzo un contrato por el que España arrendaba a Portugal seis trenes S-592 y otros 14 del tipo S-592.2, “de mayores prestaciones técnicas y confort”.

Con la ampliación de paradas y el cambio de unidades las operadoras buscan “incrementar la ocupación del tren y su rentabilidad”. Hasta julio de 2013, el convoy Vigo-Oporto se detenía en 14 estaciones entre Guixar y Campanha para recoger y dejar pasaje -entre ellas las de Valença y Viana-, lo que demoraba el viaje de 180 kilómetros a más de 3 horas. El ‘Tren Celta’ suprimió las detenciones y recortó los tiempos del trayecto hasta las 2 horas y 15 minutos actuales. La decisión generó el rechazo de los municipios del norte luso en los que el tren dejó de operar. En España las villas afectadas -Redondela, O Porriño, Guillarei y Tui- ganaron un servicio Regional con dos frecuencias diarias. Este nuevo cambio no implica incrementos notables en la duración del viaje,porque de nuevo lo harían menos competitivo.

Renfe detalla que el ‘Tren Celta’ comercializó 23.690 viajes, entre julio y diciembre de 2013. En el mismo período del año anterior -con más paradas intermedias- se desplazaron 16.555 viajeros. El diario O Público aseguraba no hace mucho que en los nueve primeros nueve meses de funcionamiento, el servicio entre Vigo y Oporto desplazó a unos 28.000 viajeros, cuando en todo el ejercicio anterior el balance fue de 30.000 pasajeros. Un resultado que en ambos lados se consideran a bastante distancia de aprovechar todo el potencial de la Eurorregión.

La electrifiación de la línea también resulta indispensable para la mejora del servicio. El proyecto cuenta con apoyo financiero comunitario y estaba previsto para finales de 2016 o principios de 2017. El objetivo era reducir el viaje a noventa minutos frente a las 2 horas y 15 minutos actuales. Pero la declaración final de la XXVII Cumbre Ibérica, celebrada ayer en Vidago (norte de Portugal), no incluyó este apartado.

Por el contrario, la Cumbre Ibérica sí contempla el compromiso de ambos gobiernos de impulsar el desarrollo de las conexiones por vía férrea Lisboa-Madrid y Aveiro-Salamanca, que llegarán hasta los Pirineos. España y Portugal se reafirman en su intención de “implantar el ancho de vía europeo, electrificar y dotar a la vía de las condiciones adecuadas para la circulación de trenes de mercancías de 750 metros (extralargos)”. Los ejecutivos luso y español no precisaron, sin embargo, fechas para la puesta en marcha de estas conexiones.

Las puertas del Talgo III asaltado en Abando franquean la entrada a la factoría de Las Matas

puertas-talgo-las-matas

Que quede claro. Esto es Talgo. El logo de la firma de los Oriol preside la entrada a la factoría de Las Matas (Madrid). Nada distinto a lo que ocurre en los otras cinco fábricas de la compañía. Pero en la base madrileña del Paseo del Tren hay algo que la hace diferente a las otras. Unas puertas de los trenes de la tercera generación, los míticos de la librea en plata y rojo, franquea el acceso al interior de la nave.

Las puertas del Talgo III son quizá lo más reconocible del modelo desarrolado en los años 60 por la firma de los Oriol. Y en Las Matas presumen desde hace algo más de medio año de sus nuevos accesos. Pero son pocos los que saben que esas puertas pertenecen a la rama 1B19 que recaló en 2012 al final de la vida comercial en la estación bilbaína de Abando y que estos días ha vuelto a las páginas de los periódicos porque un grupo de desconocidos ha robado de su interior todo lo que ha podido, equipos, cables, tuberías y mobiliario.

Alguien en Talgo tuvo la feliz idea de aprovechar las puertas del Talgo III varado en Bilbao. Y de la idea se pasó a los hechos. Las puertas fueron eliminadas del convoy con mucho cuidado para evitar que sufreian daños durante la operación de desmontaje. Una vez quedaron desarmadas, en su lugar se colocaron unas palnchas para evitar el acceso al interior de los coches que permanecían tal cual habían quedado en Abando.

La rama estacionada en uno de los apartaderos más retirados de Abando estaba condenada. Recaló en la capital vizcaína en otoño de 2012 y allí quedó afectada, al parecer, por la rotura de uno de los rodales. Responsables de la operadora aeguraban en tonces que el convoy se arreglaría y quedaría a la espera de una operación de venta de trenes a Argentina. Pese a su antigüedad, la rama del Talgo III no estaba calificada por Renfe Operadora, ni por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE), como digna de ser preservada, aunque hace años la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao (AAFB) intentó, sin suerte, que se la cedieran para su custodia y mantenimiento. Esta versión se publicaba el martes en la web Ferroguía que daba cuenta además del asalto y robo de material en Bilbao.

Ahora solo valdría para chatarra. Aunque la escasa vigilancia que existe en esa zona de la terminal bilbaína, pondría en cuestión la custodia de cualquier vehículo ferroviario. De hecho la AFFB quiere que su unidad 439 (ex 906) sea traslada lo antes posible a cualquier otra estación que ofrezca garantías para su conservación porque el riesgo de que sea vandalizada en Abando es muy alto.

Precisamente este año se cumplen cincuenta años de la llegada del Talgo III a Abando, que hicieron su aparición por primera vez en octubre de 1964. Sus colores rojo y plata han sido, casi hasta su desaparición, bandera de un tren que, en su momento, ofrecía confort, rapidez y seguridad. Viajar en un tren de este tipo era, en aquellos primeros años, símbolo de estatus al alcance de muy pocos. Pero el plateado de la franja roja de Bilbao tiene sus días contados. Su destino ya está firmado: el desguace.

(Imagen cortesía Juanjo Olaizola)

Desvalijan dos trenes históricos en Abando y peligra la unidad eléctrica de Amigos del Ferrocarril

unidad-electrica-906-aafb-abando

Era inevitable. Como en ‘La tentación vive arriba’, la película de Billy Wilder en la que una espléndida Marilyn Monroe hace enloquecer a un Tom Ewell que está pasando el caluroso verano sin su familia, hay piezas que resultan muy golosas para los ladrones. Más si la vigilancia es escasa y la custodia se resiente. Y lo que tenía que suceder ha acabado por pasar. La rama del Talgo III estacionada en Bilbao y el TER 9736 que permanecía en un apartadero de Abando han sido desvalijados y saqueados en los últimos días. La unidad eléctrica de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao (AAFB) puede sufir un final parecido, si alguien no pone remedio a tiempo.

Estación de Abando-Indalecio Prieto de Bilbao. En un ramal apartado de la playa de vías principal se encuentran dos de los trenes más emblemáticos que han surcado las vías españolas. Talgo y TER son sinónimos en nuestro país de elegancia, confort y modernidad. Durante los años 60 ambos rompieron moldes y sorprendieron a la sociedad española que comenzó a viajar en tren más por placer que por necesidad, como hasta entonces había sucedido. Fueron los vehículos que propiciaron la era moderna del ferrocarril español. Pero ni eso ha salvado a dos de estos modelos del quehacer de los cacos. Aprovechando la escasa vigilancia en la playa de vías de Abando, han sustraído cables, equipos y todo objeto susceptible de ser vendido en el mercado. Pero no se han conformado con el robo y han producido destrozos considerables en el interior de los coches.

El temor a un suceso similar con la unidad eléctrica 439-006 de la AAFB es más que palpable. El pasado viernes algunos componentes de la asociación limpiaban unas pintadas en el convoy construido en 1967 por CAF, Schneider y Metropolitan Cammel para Renfe cuando fueron amenazados por un individuo que permanecía en los bajos del TER arrancando alguna de las tuberías del convoy de Fiat. En las últimas horas han comprobado que dos de las ventanas estaban abiertas, como si alguien hubiera intentado acceder al interior.

Fuentes próximas a la AAFB aseguran que se busca una alternativa a Abando donde la vigilancia o la limitación del acceso asegure la integridad de este histórico convoy. La unidad podría ser remolcada a otro lugar si obtiene los permisos correspondientes de Adif (muy rigurosos) para salir a la vía. El problema es localizar otra ubicación más segura. Pero su emplzamiento actual, no ofrece ninguna confianza y los temores a su desvalijamiento son más que fundados. Al paracer, hay incluso quien piensa que es mejor cederla a otra asociación para evitar que sufra males como las de sus compañeras de estacionamiemto.

Talgo se había llevado las puertas de la rama que tenía en Abando desde finales de 2009, al parecer lo que tenía más valor para la firma de los Oriol. Esas puertas presiden desde hace un año la entrada a las instalaciones de la factoría de Las Matas (en Madrid) para que no quepa duda alguna: entras en Talgo. Afectada al parecer por la rotura de uno de los rodales, ha permanecido durante este tiempo en la playa de vías de la estación de Abando, a la espera de que alguien se hiciera cargo de los coches. Desde hace tiempo el destino de la rama 1B19 paracía evidente: el desguace.

El caso del TER es aún más rocambolesco. Permanecía en Bilbao desde 1996, pero en noviembre de 2012 la AAFB renunció a su custodia. El Museo de Delicias quería que el automotor sirviera para un proyecto turístico en la sierra de Madrid. Pero el estado del convoy, con la carrocería deteriorada, propició que se seleccionara el TER 9710 en manos de la Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril (ASVAFER). El vehículo, conocido como el ‘último pitufo’ porque mantuvo el color original azul de su carrocería, ha sido desmontado y reparado en los Talleres de Lérida donde realiza pruebas para obtener los certificados necesarios para regresar a la vía.

¿Un gran patinazo ferroviario en Francia?

trenes-franceses-estación

Hay quien lo ha bautizado ya como la gran chapuza. El mismo Gobierno lo tacha de estupidez. Un error descomunal. Los franceses están perplejos. Y los más ferroviarios aún boquean. La polémica está servida. Dos mil coches de trenes regionales que ha encargado Réseau Ferré de France (RFF) (Adif francés) superan por una decena de centímetros a cada lado la anchura de buena parte de las estaciones. La compañía ha invertido 15.000 millones en la adquisición de estos vehículos y ahora deberá gastar otros 50 millones en modificar las estaciones. ¿Un patinazo? Depende de las versiones.

La SNCF encargó a la francesa Alstom y a la canadiense Bombardier los vehículos para renovar antes de 2016 parte de su red regional. Las cajas de estos vehículos superan en varios centímetros la anchura de unas 1.300 estaciones por donde deben circular. Y se arma el escándalo. El presidente de RFF, Jacques Rapoport, niega que se trate de un error y asegura que ya habían previsto la situación. Conocedores de que algunas de las estaciones regionales (8.700) tienen más de 150 años dice que es hora de abordar un proyecto de renovación para adecuarlas a los nuevos tiempos y a las necesidades del siglo XXI. Hasta el momento se han realizado trabajos de en 300 andenes. Y siguen con el plan en marcha.

La cuestión es que el semanario satírico ‘Le Canard Enchainé’ se hizo eco del asunto y acabó por considerarlo un problema. Consultó el caso con responsables de las empresas públicas ferroviarias de Francia. RFF, encargada de la red, y SNCF, de los trenes, confirmaron la situación que les ha puesto a los pies de los caballos. “Es como si se comprara un Ferrari para meterlo en el garaje, y cuando lo compras compruebas que el garaje no tiene el tamaño para un Ferrari”, explican en el país vecino.

“Cuando separas al operador ferroviario (RFF) del usuario (SNCF) no funciona”, explica el secretario de Estado de Transportes, Fréderic Cuvillier que prepara una reforma del sector que pretende acabar con la separación de las dos empresas para mejorar la coordinación y la eficiencia. El plan choca contra los intereses de los sindicatos que han mostrado su prepcupación. Cuvillier cree que la separación decidida hace 17 años es el origen de muchos males que afectan al ferrocarril francés. Y este caso es para el mandatario francés una clara demostración.

En un comunicado conjunto, las empresas públicas niegan el problema o que sea una chapuza el encargo de los nuevos trenes. Insisten en la reforma de las decimonónicas estaciones de Francia y precisan que el calendario de los trabajos de acondicionamiento se ha fijado en función de las entregas de los trenes regionales (hasta 2016). Esperan alcanzar las reformas en 600 plataformas antes de que termine el año. Los costes de adecuación se inscriben dentro de los presupuestos de RFF, de 8.000 millones de euros al año, y no recaerán en el contribuyente ni supondrán un encarecimiento de los billetes, según han prometido las empresas. En contra de lo que asegura ‘Le Canard Enchainé’, han precisado, tampoco lo pagarán las regiones, pese a que son éstas las que financian la compra de los nuevos trenes.

Los nuevos trenes son 182 trenes TER (transporte regional) Regiolis de la empresa francesa Alstom y 159 Regio sN de la canadiense Bombardier, que entrarán en servicio progresivamente hasta finales de 2016.

La ministra de Ecología y Transportes, Ségolène Royal, ha pedido “responsabilidades”. “Estoy consternada por esta decisión tomada por dirigentes que están encerrados en sus despachos parisienses y que no tienen contacto con la realidad”, afirmó Royal. La ministra exige una investigación interna para determinar las responsabilidades y asegura que “los culpables pagarán”. ¿Estamos realmente ante una chapuza o un plan premeditado de renovación?. Sea lo que sea, la polémica está servida.

Fomento abre a las cámaras la estación de Atocha y otros edificios singulares del ferrocarril español

rodaje-pelis-abando

Atención: se rueda; acción. Un centenar de estaciones y espacios ferroviarios alquila el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) para rodajes de películas y series de televisión, anuncios, reportajes fotográficos o celebraciones de eventos a precios que oscilan desde 200 euros la hora hasta 5.850 euros por una jornada completa en función de la ubicación. De esta forma, se puede arrendar todo un día espacio de la madrileña estación de Madrid-Atocha para grabar un anuncio por 5.850 euros, precio que se reduce a 4.550 euros en caso de que el rodaje sea de una película o un videoclip. También se abren a las cámaras la estación de Chamartín, Príncipe Pío, Toledo o Barcelona França.

Adif ya venía cediendo espacios ferroviarios como emplazamientos de rodaje, si bien a partir de ahora quiere organizar y potenciar esta actividad. Para ello, la compañía que preside Gonzalo Ferre ha aglutinado en un catálogo interactivo las 112 estaciones y otros y espacios ferroviarios que considera apropiados para grabaciones profesionales y celebración de eventos. Con esta herramienta, que ha dispuesto en su página de Internet, facilita la localización de espacios en función de su situación geográfica o su tipología.

La compañía ferroviaria pública enmarca esta iniciativa en su plan de racionalización de activos, con el que busca mejorar su eficiencia, generar ingresos adicionales y recortar costes. En el marco de esta política también subasta estaciones de tren y vivienda en desuso y ha cedido a empresas privadas la explotación de sus aparcamientos y de su fibra óptica.

El conjunto de 112 espacios que alquila incluyen desde modernas estaciones AVE, como las madrileñas de Chamartín y Atocha o la de Sevilla, hasta las más antiguas, como son las de Toledo o Barcelona França, además de otras pequeñas o en desuso repartidas por toda España. Entre los elementos más singulares que ofrecen destacan centros logísticos, construcciones singulares como el antiguo poblado ferroviario de Algodor y su capilla, el Palacio de Fernán Núñez de Madrid, el jardín tropical de la Estación de Atocha, el Museo del ferrocarril de Catalunya o la estación de Príncipe Pío.

En cuanto a los precios de alquiler, varían en función del emplazamiento y de la actividad que se pretenda llevar a cabo. En el caso del rodaje de películas, cortos, series de televisión o vídeoclips, los precios oscilan entre 700 euros la hora y los 4.550 euros el día para arrendar las estación de Barcelona-Francia y Madrid Atocha. En el resto de instalaciones, varían entre 400 euros la hora y 2.600 euros todo el día. Las tarifas no serán aplicables en espacios gestionados por La Fundación de los Ferrocarriles y los Museos del Ferrocarril.

Para grabaciones de anuncios de televisión y campañas de publicidad, el alquiler es entre 900 euros por hora y 5.850 euros el día para Atocha o Barcelona Francia, y de 500 euros la hora y 3.250 euros al día para el resto de activos. Respecto a sesiones de fotográficas, los contratos de alquiler son por horas, de entre 200 y 750 euros, en función de la ubicación y de la finalidad del reportaje. Estos precios base se incrementarán en un 50% en el caso de que los distintos trabajos que se graben o registren vayan a tener una difusión internacional.

Adif amplía el plazo para presentar ofertas por el alquiler de la histórica estación Príncipe Pío

antigua-estacion-norte-madrid

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha ampliado el plazo para presentar ofertas al alquiler del espacio histórico de la estación de Príncipe Pío: podrán llegar hasta el 14 de abril. El alquiler será por un periodo de 50 años. El plazo de licitación terminaba este lunes, pero el organismo dependiente de Fomento ha decidido ampliarlo hasta mediados de abril tras una petición de los posibles oferentes, que demandaron más tiempo para poder concluir sus propuestas.

El cartel de ‘se alquila’ sigue sobre la fachada de la antigua estación del Norte de Madrid, un complejo de 6.046 metros cuadrados, ubicado al lado de un centro comercial, además de los espacios libres anexos, que suman otros 3.429 metros cuadrados. El arrendamiento de este edificio se enmarca en la estrategia de optimización de activos no directamente vinculados a la operación ferroviaria que lleva a cabo Adif. En el marco de esta política también está subastando estaciones de tren en desuso y viviendas. Con su alquiler, Fomento pretende restaurar el edificio, generar actividad económica, contribuir a la regeneración de la zona y “recuperar para la ciudad de Madrid” un edificio histórico que lleva más de dos décadas sin actividad.

El precio del alquiler se compondrá de una renta fija y una variable, ambas a ofertar por las empresas que concurran al concurso, si bien se fija “una renta mínima garantizada” de 150.000 euros al año. Dado que el contrato de alquiler se plantea para un periodo de cincuenta años, Adif podría obtener un mínimo de 7,50 millones de euros con concesión a la iniciativa privada de la explotación del edificio durante todo el periodo. No obstante, con el fin de facilitar la concurrencia de empresas, la compañía ferroviaria pública ha establecido unas reducciones de rentas durante los primeros años, en los que la firma adjudicataria deberá realizar un “esfuerzo en su rehabilitación”. Adif apunta a varios interesados en el alquiler. Asegura que “diferentes operadores” ya han mostrado su interés por el concurso del recinto, cuyo uso urbanístico actual es de “terciario, recreativo y espectáculos”. Las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el 24 de marzo de 2014.

El edificio histórico de Príncipe Pío constituye uno de los “mejores ejemplos de arquitectura ferroviaria de España“. El inmueble, protegido urbanísticamente, data de principios del siglo XX, si bien el complejo de la estación fue construido a finales del siglo XIX. Es en origen la estación del Norte, construida como terminal en Madrid de la línea general del Norte o Imperial (Madrid-Irún) perteneciente a la antigua Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España. La construcción de línea comenzaría en 1856, aunque el edificio no se empezaría hasta 1859. El proyecto corrió a cargo de ingenieros franceses, de quienes toma su nombre el puente que salva el río. Así, el primitivo embarcadero abrió sus puertas en junio de 1861, aunque con una línea que sólo llegaba hasta El Escorial.

El 16 de julio de 1882, se inauguró la parte destinada a viajeros, pero sólo uno de los dos edificios previstos, paralelo a los andenes, quedando el frontal abierto simplemente con unos jardines que salvaban el desnivel con la Cuesta de San Vicente. Este primer edificio es el que hoy en día se puede ver en el Paseo de la Florida. No fue hasta 1928 cuando se construyó el segundo edificio de viajeros. Se situaba, como preveía el proyecto, cerrando los andenes por la fachada de la Cuesta de San Vicente, y se destinaba a salida de viajeros, mientras que el edificio de 1882 quedaba reservado para llegadas. Esta segunda fase es el edificio que se observa en la Cuesta de San Vicente flanqueado por dos torreones. Mientras tanto en 1925 se había inaugurado un ramal de la línea 2 del Metro de Madrid de la ciudad que unía la terminal con la estación de Isabel II (hoy día Ópera), lo que permitía salvar cómodamente el fuerte desnivel entre la primera y el centro de la ciudad.

Tras la Guerra Civil la estación quedó muy dañada. El Estado se hico cargo de la red ferroviaria y dio paso al nacimiento de Renfe, un ente público y estatal, que desde ese momento se encargaría de la gestión de la red ferroviaria española. Durante estos años la estación se convertiría en la segunda terminal de la ciudad tras Atocha, no en balde era la cabecera de todos los trenes que iban de Madrid al Cantábrico, a Castilla y León y a Portugal; de hecho ha sido históricamente la cabecera de la línea Madrid-Irún.

Sin embargo, el periodo tocaba a su fin con los nuevos accesos ferroviarios de Madrid. Con la apertura de Chamartín en 1967 al norte de la ciudad como cabecera de la nueva línea directa Madrid-Burgos –que acortaba el camino hacia Irún con respecto a la línea que iba por Valladolid–, los servicios ferroviarios fueron traspasados paulatinamente de la estación del Norte a las nuevas instalaciones. La vieja terminal quedaba desplazada del eje fundamental formado por Atocha y Chamartín con el túnel que las unía. En 1976 todos los servicios habían sido trasladados salvo los trenes de Cercanías. En 1979 recuperó parte de su actividad al acoger los trenes (Talgos III y expresos) que se dirigían hacia Galicia.

Norte mantuvo los tráficos de Galicia hasta la década de 1990 (en enero de 1993 salió el último expreso hacia la costa gallega), cuando la estación es cerrada definitivamente para acometer una importante obra que la convertirá en un gran intercambiador de transportes. Las obras modificaron completamente las instalaciones, abriendo un gran agujero en el centro de la estación bajo las marquesinas para acoger a las nuevas líneas de metro (6 y 10), modificando la playa de vías para adecuar las instalaciones al servicio de Cercanías, así como ampliando la capacidad de la circunvalación ferroviaria que en estos años fue reformada, soterrada e integrada plenamente en la ciudad bajo la actuación conocida como Pasillo Verde Ferroviario. Con esta actuación se permitía que el servicio de Cercanías procedente del corredor noroeste pasara por la estación y continuara hacia el sur camino de la estación de Atocha. Finalmente la nueva estación fue inaugurada en 1995, con su nueva denominación de Príncipe Pío.

En 2004, con la puesta en marcha del centro comercial Príncipe Pío se rehabilitó una buena parte del conjunto de la estación, quedando entonces pendiente el edifico histórico de cabecera. Ubicado en el Madrid histórico y turístico, y rodeado de zonas verdes, cuenta con “inmejorables” comunicaciones. En concreto, presenta acceso desde la M-30 y mediante transportes públicos (Cercanías, metro y autobuses urbanos e interurbanos) que confluyen en el cercano intercambiador del mismo nombre.

Segundas jornadas del Canfranero para impulsar la recuperación de la línea y la estación internacional

estacion-canfranc-huesca

Impulso a un viejo proyecto. Canfranc será escenario de las “II Jornadas El Canfranero” durante este fin de semana cuyo objetivo es impulsar la monumental estación y trabajar por la recuperación y mejora de la línea ferroviaria internacional. Organizadas por el Ejecutivo autonómico y el Consistorio del municipio, del 28 al 30 de marzo tendrán lugar un buen número de actividades técnicas, lúdicas y expositivas en las que se enfatizará la importancia de la línea ferroviaria, la historia de la localidad, estrechamente vinculada a ese medio de transporte, y se pondrá en común la situación actual de la infraestructura, con los avances desarrollados a lo largo del último año.

Las ‘II Jornadas El Canfranero’ y el conjunto de actuaciones previstas y en ejecución ponen de relieve los esfuerzos del Gobierno de Aragón para la reapertura de esta línea ferroviaria internacional, en su apuesta decidida por impulsar las comunicaciones transfronterizas de la Comunidad Autónoma. Se lleva a cabo no sólo mediante las intervenciones en las infraestructuras, sino también con la concienciación de todos los sectores implicados para su desarrollo.

La localidad oscense se va a convertir en un importante foro de debate en el que se aborden aspectos relacionados con la infraestructura ferroviaria desde diversos sectores vinculados con ella, aspecto novedoso en esta segunda edición, que vuelve a tener presente la vía de comunicación con Francia, cerrada al tráfico internacional en el año 1970. Las jornadas se iniciarán también con la pretensión de “crear un foro en el que pueda haber un intercambio de información de temas ferroviarios y de logística, que puedan interesar a las empresas no sólo de Aragón, sino también de fuera, interesadas en utilizar la vía con Francia a través del Canfranc para realizar tráfico de mercancías”, ha detallado el director comercial de Suelo y Vivienda de Aragón (SVA), Samuel Díez. Una de las notas predominantes de esta segunda edición es la celebración de diversas mesas sectoriales entre los diversos actores que están trabajando en la reapertura definitiva de la línea ferroviaria, todas ellas en el colegio Los Arañones de Canfranc.

El programa incluye un encuentro empresarial, el día 28 a las 17.00 horas, con la participación de los Silos de Canfranc, el Banco de Ideas de la localidad y el Instituto Español del Cemento y sus Aplicaciones (IECA). Se ha dispuesto un segundo encuentro al día siguiente, en el que estarán presentes diferentes instituciones públicas, con la Fundación Transpirenaica, el Ayuntamiento de Canfranc y el Consejo Regional de Aquitania; y un último de asociaciones, a las 17.00 horas del mismo sábado, con la representación de las cámaras de comercio aragonesas y de Pau, la Coordinadora para la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (CREFCO), el Comité pour la Réouverture de la Ligne Oloron-Canfranc (CRELOC), la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía (AZAFT), la Fédération Nationale des Associations d’Usagers des Transports (FNAUT) y la Asociación Altoaragonesa del Ferrocarril.

Para el domingo 30 de marzo, todo aquel que lo desee podrá realizar un viaje guiado en tren de ida y vuelta hasta Jaca, por un importe de 3,30 euros. Una perfecta ocasión para rememorar cómo era y vivir de primera mano la vía férrea entre Canfranc y Jaca. Además habrá una exposición de modelismo ferroviario, que podrá visitarse en horario de mañana y tarde el sábado, y únicamente en su espacio matutino el domingo. La sede, en este segundo caso, como en las diversas mesas sectoriales, será las dependencias del Colegio ‘Los Arañones’.

El director general de Transportes del Gobierno de Aragón, Jesús Díez, inaugurará las jornadas el próximo viernes 28 de marzo, junto con el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez. Allí se iniciará una de las actividades más relevantes de la cita, la exposición fotográfica ‘La historia de Canfranc’, ubicada en el vestíbulo de la Estación y que podrá visitarse, junto con el conjunto de la infraestructura, el viernes (a las 12.30 y 16.30 horas), el sábado (12.30, 16.30 y 18.00 horas) y el domingo (11.00 y 12.30 horas).

El Gobierno de Aragón y el Ministerio de Fomento firmaron un convenio que contempla obras de mejora de la línea ferroviaria Huesca-Canfranc. Con un gasto plurianual total de 3,62 millones de euros hasta 2015, de los que el Ejecutivo autonómico aportará 2,25 millones, la intención es garantizar un servicio de calidad a los usuarios y adaptar la circulación que por ella discurre al tráfico internacional. Gracias a la mejora se renovará la vía con mejores materiales que los actuales en el tramo Alerre-Plasencia del Monte, de 5,3 kilómetros de longitud, lo que permitirá aumentar la velocidad de circulación; se renovará también la señalización ferroviaria del enclavamiento de la Hoya de Huesca, mejorando la velocidad de explotación; y se efectuarán mejoras en la Estación de Huesca, con la construcción de un segundo andén de 100 metros de longitud y 4 metros de ancho, para prestar servicio en la vía 6 de la Estación y aumentar la circulación de la línea.

(Imagen Fabián Simón)

Almería liberará 20.000 metros cuadrados de suelo tras eliminar vías de tren que serán urbanizados

estacion-ameria-espacio-de-vias

El secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, ha inaugurado las obras para la eliminación definitiva de las vías del tren en Almería en el tramo comprendido entre la Estación de Renfe y el Cable Inglés, lo que permitirá liberar casi 20.000 metros cuadrados de suelo. Catalá ha visitado la capital almeriense para comprobar la situación en la que se encuentra el paso a nivel de El Puche, posteriormente la Estación de Ferrocarril de Almería, y a continuación ha participado en el Consejo de Administración de la Sociedad Almería Alta Velocidad. El Ayuntamiento pretende que, una vez se haya concluido el levantamiento de vías por parte de Adif en cinco meses, sean iniciadas de inmediato las de urbanización.

“Ejemplo de sentido común”. Catalá resume en esta frase el espíritu de la recuperación de un terreno para los ciudadanos gracias a la cesión de terrenos realizada por Adif al Ayuntamiento de Almería. Se trata de “una deuda con la que se ha cumplido y que al final se paga”, explica el alcalde de Almería. Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP) recuerda que con la urbanización de este espacio se creará un “parque para todos” que marcará un “antes y un después” y permitirá “recuperar una vista que desde hace muchos años no tenías, desde que llegó el tren a principios del siglo XX”.

El pasado lunes salieron a licitación las obras de urbanización necesarias para la adecuación de los terrenos liberados, así como el nuevo cerramiento del recinto ferroviario, para convertir estos terrenos en espacios verdes y zonas libres para la ciudad. Una vez ejecutada la obra de levantamiento de las vías por parte de Adif, los terrenos ocupados ahora por instalaciones ferroviarias sin uso serán ocupados de forma provisional por el Ayuntamiento para crear nuevos espacios viales públicos y zonas verdes. Éste es “el primer paso, después de veinte años sin que en la ciudad se haya eliminado un clavo, para la eliminación de las vías que separan la ciudad” ha dicho Rodríguez-Comendador.

El primer edil ha asegurado que se trata de “pasos ciertos y que serán visibles en sólo unos días y que ponen en valor el trabajo que ha desarrollado el actual Equipo de Gobierno para que la eliminación de la barrera que divide la ciudad, en forma de valla y de vía“. El alcalde ha celebrado “el cumplimiento de los plazos y compromisos asumidos por Adif, el Ministerio de Fomento y el actual Gobierno de España” para llegar a un primer paso que ha calificado de “histórico”.

En cuanto a la reunión de la sociedad ‘Alta Velocidad’, responsable de gestionar el soterramiento de las vías del ferrocarril en la ciudad, abordará la encomienda de gestión por parte de la sociedad que permita la puesta en valor de los suelos de ‘El Toblerone’, que serán desarrollados por la Empresa Municipal ‘Almería XXI’ para generar las plusvalías necesarias para la financiación del soterramiento. A esta propuesta se sumará la licitación del proyecto para continuar soterrando y eliminando vías por el este de la ciudad, incluida la eliminación del paso a nivel de la barriada de El Puche.

El Consejo de Gerencia aprobó el lunes el expediente para la contratación de las obras de ‘Urbanización del Parque de la Estación’, con un presupuesto que asciende a 1.611.634,67 euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

Argentina sienta en el banquillo a los acusados de la mayor tragedia ferroviaria de su historia

choque-de-tren-en-once-2012

Argentina sienta en el banquillo a dos exaltos cargos del Gobierno de Cristina Fernández en el inicio del juicio por uno de los peores accidentes ferroviarios de la historia del país, que dejó 51 muertos y más de 700 heridos en una concurrida estación de Buenos Aires en febrero de 2012. En la causa que investiga “delitos de descarrilamiento culposo, agravado por muerte y defraudación”, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº2 deberá determinar si el accidente ocurrido en la estación de Once se debió a la negligencia del conductor o si también hay responsabilidad del Estado y la empresa concesionaria del transporte por no controlar las condiciones del servicio. El juicio está previsto que dure al menos un año y deben declarar unos 350 testigos ante los jueces Jorge Alberto Tassara, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Luciano Gorini.

En el banquillo de los acusados se sentaron los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, que serán juzgados por presunto abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Entre los otros 27 procesados se encuentra el maquinista del tren, Marcos Antonio Córdoba, quien declaró que el convoy se quedó sin frenos, aunque dos estudios técnicos concluyeron después que el sistema de frenado funcionaba correctamente. “Estoy convencido de que fue una negligencia por acción u omisión del maquinista, porque la pregunta es una: ¿si hubiera frenado hubiera ocurrido? No”, sostuvo Gregorio Dalbón, uno de los abogados de la querella, a la entrada del tribunal.

Los familiares de las víctimas acudieron a esta primera sesión con carteles que pedían “Ju5t1cia” y camisetas con las fotos de los fallecidos en el siniestro. “Nosotros siempre venimos a pedir justicia porque queremos que realmente esto sea no solamente de nosotros sino para el estado nacional, para el país, para que haya paz y se tome en cuenta que no se puede manejar un país de esa manera, con corrupción”, explicó Andrés Garzón, padre de la fallecida Mónica Garzón. “Ahora hay ofrecimientos del Estado pero me parece que, por lo menos mi hijo, no tiene precio. Lo que queremos es justicia. Hace dos años que estamos para esto y vamos a seguir hasta el final”, relató Carlos Bustamante, padre de Federico Bustamante, otra de las víctimas.

La Justicia también acusa a los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, directivos de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), que tenía la concesión ferroviaria de la línea siniestrada, de presunta “asociación ilícita” y “descarrilamiento de un tren agravado”. Dos grupos de querellantes se retiraron tras acordar a última hora una indemnización con TBA, a través de un convenio extrajudicial de carácter confidencial. “(Este acuerdo) no me agrada demasiado porque a último momento, a 24 horas de empezar el juicio, se desarmaron los grupos, es algo malicioso desde mi punto de vista”, manifestó Garzón.

La llamada “tragedia de Once” se produjo el 22 de febrero de 2012, cuando un tren de la línea Sarmiento se empotró contra un andén de la estación porteña de Once, en la hora punta de la mañana. En la etapa de investigación, la Justicia concluyó que el servicio de la línea Sarmiento, que une la capital argentina con la zona oeste del Gran Buenos Aires, se prestaba con “graves deficiencias” por parte de TBA y que los funcionarios del área de Transporte no tomaron ninguna medida al respecto.

Seis días después del siniestro, el Gobierno argentino intervino TBA y más tarde le retiró la licencia de explotación de esa línea, que opera actualmente bajo gestión estatal. En junio del pasado año, la línea Sarmiento fue escenario de un nuevo accidente que dejó tres muertos y más de 300 heridos al chocar dos trenes en las cercanías de la localidad de Castelar, unos 20 kilómetros al oeste de Buenos Aires. Además de la causa por el accidente, otro juez, Sebastián Ramos, investiga el destino de los millonarios subsidios que el Estado pagaba a TBA.

Lorca recupera su estación de tren uno de los edificios más afectados por los terremotos de 2011

DOCU_VERDAD

Adif ha finalizado las obras de rehabilitación integral de la estación de Lorca-Sutullena (Murcia), dañada por el terremoto que afectó a la ciudad. Tras dicho seísmo, Adif ejecutó las obras necesarias en la pérgola acristalada anexa al edificio histórico para ofrecer los servicios de venta de billetes e información. El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, junto al Subsecretario del Ministerio de Fomento, Mario Garcés, y el Delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Joaquín Bascuñana, inauguraron el viernes la estación de ferrocarril. Los trabajos finalizados incluyen el tratamiento del edificio de viajeros (351,9 m2 construidos), los andenes y los espacios exteriores.

El 11 de mayo de 2011, Lorca sufrió dos terremotos de 4,7 y 5,1 grados en la escala de Richter. La estación quedó dañada, sobre todo en la parte superior. El tejado, paredes y ventanas cayeron por la fuerza del seísmo y pocos días después todo el piso superior de la estación fue demolido por seguridad. A pesar de los daños se siguió prestando servicio de viajeros en la zona anexa al edificio histórico. Aunque se rumoreaba la demolición, técnicos de Adif evaluaron la estación y optaron por la restauración del edificio.

El alcalde destaca que la apertura de este servicio “supone un ejemplo manifiesto de que la reconstrucción de nuestra ciudad continua sumando buenas noticias. Lorca es una ciudad viva, con un proceso de recuperación que avanza con firmeza. Estamos asistiendo a la puesta en marcha de las obras para volver a levantar muchas casas y edificios, estando muchas de ellas ya concluidas o con los trabajos muy avanzados. De hecho en los próximos meses veremos cómo numerosas familias regresan a sus hogares”.

Esta actuación de Adif, que ha supuesto una inversión de más de 1,5 millones de euros, incluye el tratamiento integral del edificio de viajeros, los andenes y los espacios exteriores, garantizando la accesibilidad de las personas con discapacidad. Las labores han contemplado la rehabilitación integral de la estación de Lorca-Sutullena, y se ha reparado la pérgola acristalada anexa al edificio histórico para ofrecer los servicios de venta de billetes e información.

El proyecto recupera el volumen central a doble altura y los dos cuerpos laterales de altura única, respetando el diseño anterior al terremoto. El cuerpo central está compuesto por un vestíbulo a doble altura con una superficie de 149,5 m2 destinado a los viajeros y usuarios de la estación. Los cuerpos laterales constan de una única altura destinada a oficinas de Adif y cafetería. Se ha completado un nuevo solado del andén principal (374 m2) con losas antideslizantes de alta resistencia y encaminamientos de señalización. También se han colocado luminarias, mobiliario y señalética. La marquesina recupera su anterior diseño con entrevigado de madera y cubierta de chapa de acero en su capa exterior. Los elementos dañados han sido restaurados. La estación dispone de una nueva red de evacuación de aguas con bajantes y sumideros.

El pasado año Adif llevó a cabo importantes actuaciones en la zona, en concreto entre las estaciones de Lorca y Águilas, en las que se realizaron diversos trabajos para reparar los daños causados por las inundaciones. Las obras, que supusieron una inversión de 6.755.400 euros (sin IVA), se ejecutaron tanto en la infraestructura (terraplenes, trincheras, puentes y obras de drenaje) como en la superestructura (vía, e instalaciones de protección de pasos a nivel), además de su correspondiente adecuación en previsión de riesgos derivados de inclemencias meteorológicas.

Las actuaciones más destacadas se centraron en 16 kilómetros del tramo Lorca-Águilas (52 kilómetros), con la reconstrucción del viaducto sobre la Rambla de Nogalte; la reconstrucción de 500 m de terraplén en el tramo Almendricos-Águilas; la sustitución del tendido férreo dañado y el montaje de nueva vía en las zonas del trayecto afectadas.

El estado en que quedó la estación fue una de las imágenes más impactantes de los terremotos de mayo de 2011. La primera planta cayó sobre la pérgola y sobre los andenes solo cinco minutos después de que el tren de cercanías hubiera emprendido su camino hacia Murcia. Las obras, con un presupuesto de un millón de euros, han reforzado el viejo edificio gracias a un micropilotaje y a la instalación de un armazón de acero. Se ha recuperado el viejo diseño del entrevigado de la pérgola, colocado un zócalo de cristal e instalado un camino para invidentes.