Archivo de la etiqueta: estación

Renfe habilitará cuatro rutas turísticas en octubre para dar a conocer Extremadura en tren

tren-estacion-zafra

Turismo a todo tren. Renfe pondrá en marcha, durante los sábados del próximo mes de octubre, cuatro rutas turísticas para conocer Extremadura en tren con destinos en el Parque Natural del Tajo Internacional, Marvão (Portugal), Almendralejo y Zafra. Esta iniciativa se enmarca en el acuerdo de colaboración suscrito con la Junta de Extremadura el pasado mes de junio para la promoción conjunta de actividades relacionadas con el ferrocarril y el turismo en Extremadura.

De las cuatro rutas diseñadas, dos tienen como origen Cáceres y otras dos Mérida, mientras que los recorridos abarcan destinos como Almendralejo, Zafra, Valencia de Alcántara, el Parque Internacional del Tajo, la Sierra de San Pedro y Marvão.

El billete tiene un precio de 40 euros para los adultos y de 10 euros para los menores de 14 años e incluye las visitas guiadas que se realizan y los desplazamientos en autobús si son necesarios. Con la compra del billete turístico Renfe ofrece asimismo la posibilidad de contar con el acercamiento en tren hasta la ciudad de salida desde cualquier estación de Extremadura. Los viajes, de ida y vuelta en el día, se realizarán todos los sábados del mes de octubre.

La primera de las rutas, el día 4, tendrá como punto de partida Cáceres desde donde el tren llega a Valencia de Alcántara, y desde allí, en autobús, los viajeros se desplazan a la Sierra de San Pedro y atraviesan la frontera hasta Marvao, en el Alentejo portugués.

También es Cáceres el origen de la excursión que se realizará el 11 de octubre y el destino el Parque Natural del Tajo Internacional que los viajeros recorrerán a bordo de un barco al que suben en el embarcadero de Cedillo, donde habrán llegado en autobús desde Valencia de Alcántara.

El sábado 18 de octubre el origen de la excursión, de carácter enológico en esta ocasión, es Mérida y el destino Almendralejo y sus conocidas bodegas, una de ellas situada en el interior de la plaza de toros de la localidad.

El día 25, último sábado del mes, la ruta que emprenderá el tren turístico parte asimismo de Mérida y tiene como destino Zafra, una de las más bellas localidades extremeñas y sede de renombrados secaderos de jamones ibéricos.

La antigua estación bilbaína de La Naja, plataforma de difusión y promoción de la arquitectura

estacion-lanaja-maite-bartolome

Arquitectura a examen. La antigua estación de La Naja se convertirá en el centro neurálgico de las actividades programadas durante todo el mes por Bilbao Bizkaia Architecture (BIA), la plataforma para la difusión y promoción de la arquitectura vizcaína. La celebración del primer Urban Regeneration Forum reunirá en la capital vizcaína a más de 300 prestigiosos arquitectos, ingenieros y urbanistas. Durante la cumbre se reconocerá la labor de Norman Foster con la entrega del I Premio BIA en un acto que tendrá lugar el día 26 en el Museo Guggenheim.

Los organizadores han escogido este “espacio tan olvidado como impresionante” para realizar una “adecuación efímera”, es decir, una adecuación del espacio interior que durante sólo quince días convertirá parte de su interior y los muelles en espacios de disfrute para todos los bilbaínos. BIA ha respetado totalmente la estructura del edificio colocando una plataforma elevada sobre los antiguos andenes, que da lugar a un nuevo espacio moderno y diáfano apto para acoger actividades culturales y al que se podrá acceder desde el muelle de Ripa, y, también desde el puente del Arenal, ya que el acondicionamiento incluye los muelles sobre la ría. El horario de atención al público será de 11.00 a 14.00 horas por la mañana y de 16.00 a 21.00 horas por la tarde.

Hasta el 28 de septiembre, BIA Space: TAO Architectural Lighting with Idar Group será la sede del Centro de Interpretación de la Arquitectura Bizkaina, un espacio que brindará a sus visitantes todo tipo de información sobre la transformación del Bilbao Metropolitano. También acogerá los BIA Workshop, talleres y encuentros en los que estudiantes de diversas escuelas de arquitectura y recién titulados (antigüedad máxima 2 años) podrán trabajar mano a mano con los más destacados profesionales e investigar las necesidades y retos de Bilbao a través de talleres y ejercicios prácticos. Además, albergará la exposición de los proyectos finalistas del Concurso Internacional de Arquitectura Joven convocado por la plataforma, que tiene como tema el soterramiento de las vías de acceso a la estación de Abando en Cantalojas.

La antigua estación será el punto de partida de uno de los cinco recorridos de las rutas de arquitectura programadas durante todo el mes. De ahí saldrán las visitas que cada lunes muestran cómo la ciudad dio sus primeros pasos en el Casco Viejo. La inscripción para esta ruta, así como para las que se organizan de martes a viernes, se puede realizar en la web http://biaforum.org/rutas-de-arquitectura/. También será el punto de partida de las visitas técnicas del día 27, en las que los arquitectos de IMB, Gloria Uriarte, Eduardo Múgica y Agustín de la Brena, creadores de la nueva sede de Naturgas en Bilbao, y Luis Domínguez, uno de los autores de la clínica de IMQ de Zorrozaurre, darán su punto de vista sobre su contribución a la regeneración de la ciudad.

Todas estas actividades serán el anticipo de la celebración del Congreso BIA Urban Regeneration Forum, que aprovecha la imagen de Bilbao como ciudad en la que la regeneración urbana se ha consolidado para constituir un punto de encuentro entre todos los agentes implicados en lo urbano, para compartir las claves de regeneración, para el buen uso de los recursos, la innovación en la programación, el diseño, la construcción, la gestión y el mantenimiento de la ciudad, con el objetivo de alcanzar un equilibrio sostenible.

Este primer encuentro tendrá como tema ‘Hacia una ciudad sana’ y arrancará el miércoles 24 a las 16.30 horas en la Torre Iberdrola, con un encuentro dedicado a México, país invitado del foro. El jueves 25, el Palacio Euskalduna acogerá la primera de las sesiones del foro, que se desarrollará bajo el título ‘Ciudad: segunda naturaleza’. El viernes 26, la jornada se centrará en la búsqueda de nuevas propuesta ante las consecuencias políticas del boom inmobiliario.

Las conferencias y ponencias terminarán el sábado 27 con la charla abierta al público de Luis Fernández Galiano, arquitecto catedrático de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid.

(Imagen Maite Bartolomé)

Ferrovial se adjudica las construcción de un túnel de 6 kilómetros y 2 estaciones del metro londinense

ferrovial--estacion-metro-londres-

Negocios británicos. Ferrovial se ha adjudicado el contrato de obras de ampliación de una línea del metro de Londres por un importe de 500 millones de libras (unos 628 millones de euros). El contrato logrado ahora con London Underground consiste en ejecutar, en consorcio con la local Laing O’Rourke, la ampliación de la línea Northern Line desde la estación de Kennington, en el Sur de la ciudad. Con este proyecto, la compañía que preside Rafael del Pino refuerza la destacada presencia con que cuenta en Reino Unido, que ya constituye el primer mercado de la empresa por ingresos, por delante de España.

Con esta nueva infraestructura, el suburbano londinense cubrirá una zona donde trabajarán 25.000 personas y residirán 16.000 familias, acortando a menos de quince minutos el trayecto hasta el West End y la zona de negocios de la city londinense. La obra abarca la excavación de un túnel de 6 kilómetros de longitud y de dos estaciones, y su finalización está prevista para el año 2020.

Con este nuevo proyecto, además de potenciar su negocio en Reino Unido, Ferrovial refuerza su experiencia en construcción de sistemas subterráneos de transporte y se consolida en el sector ferroviario británico. En la actualidad, el grupo, también en consorcio, participa en la construcción del Crossrail, una conexión ferroviaria que circulará bajo el centro de la capital, en la que ejecuta dos túneles, una estación y los accesos y cavernas de otras dos. La estación de Farringdon será una de las más transitadas del país, dado que permitirá enlazar el nuevo suburbano con el metro y el ‘Thameslink’ de la capital, y tendrá conexión directa con los aeropuertos de Heathrow, Gatwick y Luton.

La firma de Rafel del Pino recientemente se hizo con la operación y el mantenimiento durante seis años y medio del tren ligero de Londres, el Docklands Light Railway, por unos 700 millones de libras (unos 870 millones de euros) y en los últimos meses ha logrado varios contratos de mantenimiento de infraestructuras ferroviarias. Con todo ello, Ferrovial se refuerza en Reino Unido, país en el que tiene también destacada presencia con el negocio de servicios y el de concesiones (participa en el aeropuerto londinense de Heathrow), y que actualmente genera el 42% de su facturación total de la empresa.

La ‘jubilación’ de Francisco Andrés, alma mater del Museo de Aranda, deja en el aire su futuro

paco-andres-museo-aranda-mikel

Paco se ‘jubila’. No tanto porque la edad y el cansancio le obliguen a ello, sino por la necesidad de dedicarle más tiempo a su mujer. Y con su marcha, flota en el ambiente ferroviario cierta preocupación por el futuro del Museo del Ferrocarril de Aranda. Coleccionista empedernido, entusiasta del tren y alma mater del museo, tiene decidido abandonar sus ‘obligaciones’ nada más terminar el año y dejar paso a otros que mantengan viva la llama que prendió hace más de dos décadas en la localidad burgalesa. ¿Quién va a recoger la antorcha?

El museo lo gestiona la Asociación Arandina de Amigos del Tren, pero nadie pone en duda que Paco es quien más tiempo, recursos y entrega dedica a estas instalaciones, situadas en la antigua estación de Chelva de la clausurada línea ferroviaria de Valladolid-Ariza. No es la primera vez que amaga con su marcha, pero en esta ocasión la fecha de caducidad es inamovible. Francisco Andrés Vicente es un hombre de convicciones firmes y tiene claro que, llegado diciembre, deja la dirección del Museo de Aranda, su auténtica pasión en estas últimas décadas. Otra cosa es que abandone el coleccionismo; acreditado y consumado vicio, se hace harto difícil aceptar que no va a dedicar ni un euro de su bolsillo a adquirir una de esas piezas cotizadas con las que él se topa. Pero una promesa es una promesa. Y Paco es hombre de palabra.

Y también de verbo, algo que no le falta. Persona de trato fácil y animado, aunque él se tenga por poco ilustrado, es una auténtica enciclopedia ferroviaria. Recuerda hasta el último detalle de los objetos que ha coleccionado durante toda su vida y que le han ocasionado mil y un disgustos con su mujer, menos comprensiva con la afición en vena de su marido. No se atreve siquiera a imaginar lo mucho que ha invertido en esa colección que alimenta un curioso museo -aunque académicamente no llegue a esa categoría, porque todos los objetos no estén inventariados, catalogados, investigados y contextualizados-, que ha hecho de Aranda parada obligada para todos los aficionados al ferrocarril. Algunas de las piezas expuestas son imposibles de monetizar. Y Paco detalla a todo aquel que quiera escucharle, con vigoroso entusiasmo, qué representa ese objeto, cómo y dónde lo localizó, cuánto pagó y por qué lo ha colocado en ese lugar de la exposición. No le cansa hablar de sus adquisiciones, que recuerdan tiempos pasados del ferrocarril y sueños de su juventud, cuando lo único que deseaba era entrar a trabajar como fogonero. Y su frustración por no conseguirlo.

Porque Paco, aunque de familia farroviaria -su padre y hermanos- nunca ha trabajado en el tren. O fogonero o nada. Así que se quedó sin cumplir ese sueño, que quizá le llevó a otro que seguramente nunca pensó. Comenzó a coleccionar cuantas piezas, objetos, fotografías, documentos y herramientas caían en sus manos y acopió un curioso compendio ferroviario. Horas de tenaz vigilia en obras, mercadillos, almacenes, dependencias ferroviarias, estaciones y lugares inconfesables le han procurado muchos de los objetos que se muestran en Aranda y que para sí quisieran, sin ir más lejos, los administradores de Delicias. Y a fe que su entusiasmo contagia.

El mismo relata, no sin cierto orgullo, cómo una alto directivo de Talgo que contempló la exposición de Aranda quedó tan satisfecho con sus detalladas explicaciones y anécdotas que decidió entregarle la cabeza tractora del AVE 102, original del convoy 03 que se dio de baja en el año 2004 tras un accidente que la dejó deteriorada. Tuvo que abonar 5.250 euros a la empresa de desguace que lo iba a achatarrar. Le falta el rodal, pero el interior, con una pequeña biblioteca y una veintena de uniformes ferrovarios sobre otros tantos maniquíes, está perfecto.

¿Y qué decir de la muestra? Las antiguas dependencias de la estación de Chelva recogen en sus salas el pasado y presente del ferrocarril con gorras, uniformes, faroles, señales, bocinas, herramientas, silbatos, insignias, recipientes, maletas, billetes antiguos, acciones, documentos de viaje, placas de constructores y todo tipo de objetos relacionados con el tren. Y lo hace con sensibilidad y gusto. Por ejemplo, en la ambientación de algunos espacios ferroviarios: departamento de viajeros, cabina de automotor, oficina del jefe de estación, señales de enclavamiento y movimiento de trenes, No falta el guardia civil -con bigote y todo- que junto a su inseparable compañero viajaba en los trenes de los cincuenta para vigilar a los estraperlistas, ni el fogonero con toda su indumentaria, incluida la pala de carbón, herramienta indispensable para llenar la caldera. Una maqueta a escala HO, así como un circuito elevado de escala LGB que recorre toda la sala de exposición llaman la atención, sobre todo, de los visitantes más pequeños, aunque hay adultos que aún no han abandonado el deseo de poder jugar a los trenes.

Frente a la fachada principal del antiguo edificio ferroviario, donde el reloj mantiene fija la hora aunque el tiempo transcurra inexorable, se puede contemplar la locomotora Gmnider (cedida por la azucarera de la localidad burgalesa), un antiguo vagón taller con su maquinaria original, una locomotora 10321 de Renfe y la cabeza tractora del Talgo ‘Pato’ . La zona exterior del museo también dispone de un bici-rail, raíles y distintas señales mecánicas.

Para colmo de males, en agosto ha caducado el contrato de cesión de la estación de Chelva, aunque Adif ha decidido prorrogarlo hasta que finalice el año. Con la política que preside ahora el administrador, es muy probable que el arrendamiento se encarezca y se haga difícil sostener esta actividad. La Asociación Arandina de Amigos del Tren viene negociando desde hace meses con el Ayuntamiento castellano para dar continuidad al museo. No hay constancia aún de que el acuerdo vaya a prosperar, porque los tiempos y las necesidades parecen caminar por otros derroteros. Pase lo que pase, lo cierto es que la marcha de Francisco Andrés será un duro golpe difícil de asimilar y que con su ausencia todos pierden. Los trenes de viajeros abandonaron Chelva en 1984; los de mercancías, en 1994. Pero el tren seguía vivo gracias al entusiasmo de gente como Paco. Pero, en breve, con su retirada, tan solo será un melancólico recuerdo.

El Mercado de Motores de Delicias retorna tras el verano con propuestas musicales y gastronómicas

mercado-motores-museo-delicias-de-madrid

Más oferta y nuevas propuestas. El Mercado de Motores regresará en septiembre, tras el paréntesis estival. A la tradicional oferta se añadirán propuestas gastronómicas y música en directo. El espacio, que se ubica en el Museo del Ferrocarril de Madrid y que se celebra el segundo fin de semana de cada mes, aloja a un centenar de diseñadores, creadores, fabricantes y distribuidores profesionales de todo tipo de productos. También tendrá lugar el ‘Mercado de Particulares’, un lugar al aire libre donde se venden objetos de segunda mano y almoneda en el que cualquier ciudadano puede alquilar su espacio y vender sus enseres. Se llegan a instalar hasta 200 vendedores.

En esta nueva edición, el Mercado de Motores ampliará su oferta gastronómica a partir de septiembre e incorporará nuevos sabores como ensaladas, fruta pelada y cortada, pinchos de tortilla con cebolla caramelizada y fideuá. Dentro de la estación, destaca una sección de comida que en septiembre estrena una zona de fruta y verdura fresca y orgánica, pan recién hecho con levadura madre, venta de huertos urbanos (recipientes y semillas para llevar a casa y cultivar en el balcón) y queso artesano de distinta procedencia, entre otros productos.

Durante esta temporada se reforzará la música en directo, seña de identidad de este espacio, que tendrá grupos y solistas en todo el recinto. La celebración de Mercado de Motores coincide con el ‘Tren de la Fresa’ y el Tren de la Navidad’, por lo que el visitante tiene la oportunidad de ver la majestuosa salida y entrada de estos trenes de época.

Durante la celebración de este mercado se consigue una atmósfera diferente, con estilo europeo. Esta iniciativa se enmarca dentro de la nueva estrategia de apertura a la sociedad del Museo de Ferrocarril de Madrid para poner en valor el patrimonio ferroviario. Este espacio se abre a diversas actividades mediante convenios de colaboración cons entidades cuyos proyectos tengan una utilidad pública que aúne ocio y cultura a la vez que muestren una especial sensibilidad y respeto hacia el patrimonio industrial. Hasta el verano pasado el mercadillo tuvo lugar en el Mercado de Motores de Metro de Madrid de Pacífico (Retiro) que le dio el nombre. Desde su implantanción en Delicias, el público ha acompañado esta idea, que sobrepasa lo inicialmente previsto por sus gestores.

Delicias alberga el museo ferroviario desde hace treinta años, aunque en realidad en 1967 ya se abrió en España una galería dedicada al ferrocarril en el Palacio de Fernán Núñez de la capital de España, actual sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. Distribuido en cuatro salas, albergaba maquetas, grabados y pequeños objetos relacionado con la historia y la explotación del ferrocarril. Allí permaneció hasta 1983, año en el que se trasladó a las viejas dependencias de la estación que permitían sobre todo, la exposición de trenes en la gran nave central de la amtigua estación madrileña de MZA.

Cuba recupera cuarenta locomotoras de vapor que se exhibirán en el Museo del Ferrocarril de la isla

Museo del Ferrocarril

El Museo del Ferrocarril de Cuba se prepara para aumentar su colección de máquinas históricas. Dentro de poco tiempo, el parque de vehículos se verá enriquecido con algunas de las 40 viejas locomotoras de vapor construidas entre 1878 y 1925 que ha recuperado un equipo de especialistas de la Oficina del Historiador de La Habana, financiado por el ingeniero ferroviario Raúl Abreu. El grupo trabaja desde 2007 en el rescate de estas auténticas joyas, traídas desde diversos puntos de la isla, con el objetivo de exhibirlas públicamente como atractivo turístico.

Abreu ha dedicado siete años de su vida a la búsqueda, traslado y reparación de estas máquinas, entre las más de 200 que hay en la isla, las cuales desde 2004 forman parte del patrimonio histórico nacional. El Museo del Ferrocarril se prepara para su exposición en la antigua Estación de Cristina, una de las más viejas de la capital cubana. Ubicada en la antigua sede del Ferrocarril del Oeste, frente al mercado de Cuatro Caminos, en La Habana, la estación data de 1861. Toma su nombre de la propia calle donde se encuentra ubicada, nominada así en honor a la gobernadora Doña María Cristina de Borbón, Regente del Reino de España. La edificación actual se terminó en el año 1902 y conserva buena parte de los elementos originales. “Ahí se podrá apreciar todo lo que significa el ferrocarril para Cuba y para La Habana”, dijo Abreu que antes de la restauración calculó en siete millones de dólares el valor de esta importante y única colección.

Abreu, ingeniero ferroviario con larga experiencia, explicó que tanto en la búsqueda como en la reparación de las locomotoras no se usó tecnología nueva, ni se compraron piezas. Prácticamente a mano, sin grúas y ayudándose con poleas, ganchos e improvisadas rampas, el equipo encabezado por el especialista rescató las locomotoras en lejanas fábricas de azúcar o en perdidos campos y las trajo hasta La Habana.

Ya han sido reparadas 30 locomotoras, algunas de las cuales ya pueden verse en un parque junto a la Estación de Trenes de La Habana, así como en otros espacios de la Avenida del Puerto, junto a la bahía de la capital. Del grupo de máquinas que irá al Museo del Ferrocarril siete son del siglo XIX, dos locomotoras tienen origen alemán y las demás fueron construidas por fabricantes de Estados Unidos, como Baldwin Locomotives y Rogers Locomotives Works. Todas las máquinas funcionaron en Cuba durante muchos años en el transporte público o en la industria azucarera, como en el caso de la más antigua que sirvió hasta 2005 para acumular la friolera de 127 años de labor.

Cuba cuenta con una de las colecciones más antiguas de máquinas de vapor. La Oficina del Historiador posee una Cagney Brothers de 1902, construida por una compañía estadounidense que se especializó en locomotoras en miniatura. La máquina, de apenas dos metros de largo, se pondrá en funcionamiento en breve en un recorrido turístico por La Habana, lo que la puede convertir en la locomotora de su tipo más antigua y en uso del mundo.

Cuba inauguró su ferrocarril en 1837, cuando aún era territorio español. Antes de que circulara el Barcelona-Mataró, la isla caribeña ya disponía desde hacía once años del ferrocarril, concebido como solución para el transporte de los azúcares hasta los puertos de embarque en lugar de los tradicionales carros. La línea La Habana-Bejucal de 27,3 kilómetros se había inaugurado el 19 de noviembre de aquel año (llegó a Güines justo un año más tarde, que alcanzaría los 30,5 kilómetros).

Cinco estaciones de los Ferrocarriles Suburbanos de Bilbao gozarán de mayor protección cultural

calzadas-de-mallona

Cinco estaciones de la antigua compañía Ferrocarriles y Transportes Suburbanos (FTS) que aún existen en Bizkaia accederán a un régimen de protección a través de su inclusión en distintos sistemas y catálogos de patrimonio cultural. Dos de estas infraestructuras -las estaciones de Neguri (Getxo) y Mallona (Bilbao)- ya gozan de algún nivel de protección, mientras que se ha propuesto que las otras tres -Plentzia, Deusto y Derio- se incluyan en distintos catálogos de patrimonio cultural.

Tanto la estación de Plenzia como la de Derio han sido propuestas para que formen parte del Inventario de Patrimonio Cultural Vasco. En el caso de la estación de Deusto, la consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno vasco, Cristina Uriarte, explica que se ha propuesto que forme parte del Catálogo del Documento Urbanístico de Bilbao, “por tratarse de un bien cuya protección es local”. Uriarte precisa que esta parada “no está propuesta para ser declarada Monumento de Euskadi”. La estación de Getxo ya está protegida, al formar parte del expediente como bien cultural calificado del Area Singularizada de Getxo. La estación de las Calzadas de Mallona se incluye en el expediente de declaración del Camino de Santiago como bien cultural calificado.

En la justificación de su iniciativa, recuerda que la red FTS Ferrocarriles y Transportes Suburbanos explotó en su día las líneas de Bilbao-Plentzia, Lutxana-Mungia y Bilbao/Calzadas-Lezama en Bizkaia. No obstante, destaca que de las 18 estaciones iniciales, solo han sobrevivido las cinco a las que se refiere su pregunta a la consejera.

La parlamentaria de EH Bildu Estitxu Breñas recuerda que la mayoría de estas paradas “desaparecieron con la puesta en marcha del servicio de metro ” de Bilbao, salvo la de Asua, de la que ha lamentado que “fue derribada inesperadamente hace dos años. La representante de EH Bildu incluye un análisis sobre estas estaciones en el texto que acompaña a su pregunta. De esa forma, indica que la estación de Plentzia se ha conservado en su versión original, ya que “desde 1893 solo ha perdido la marquesina original”, que fue desmontada al construir la ‘línea 1′ del metro. En la estación de Neguri se han realizado obras de ampliación desde su construcción, aunque Breñas estima que su conservación “sigue siendo de interés”. En el caso de la de Deusto, se conserva en su estado original, “al margen de algún anexo”. La estación Bilbao/Calzadas es en la actualidad la sede del Museo Arqueológico, mientras que la de Derio “está igual que en su origen y es la última que queda en Bilbao-Lezama”.

El metro de Málaga consigue en su primera semana de servicio una media de 17.940 usuarios diarios

DOCU_SUR

Mejor de los previsto. En los ocho primeros días de funcionamiento (del 30 de julio al 6 de agosto) el metro de Málaga ha transportado a un total de 143.522 viajeros. La media diaria se sitúa en 17.940 usuarios , dato ligeramente superior al promedio previsto en los estudios de demanda para el ejercicio 2014, de sólo cinco meses de actividad comercial. La jornada inaugural, de carácter promocional con acceso gratuito al suburbano, concentró a 51.320 usuarios. El resto de los días se han sumado un total de 92.202 pasajeros.

De acuerdo a las previsiones de Metro de Málaga y de la Consejería de Fomento y Vivienda, durante 2014 el suburbano transportará un total de 2.425.969 usuarios, cifra que arroja un promedio diario de 17.500 viajeros. Descontado el primer día inaugural, de carácter promocional, la media diaria durante la primera semana de servicio comercial, en la que los usuarios ya tienen que adquirir y validar los títulos de viaje para acceder al ferrocarril metropolitano, se ha situado en 13.171 viajeros.

Al margen de los 51.320 usuarios de la jornada inaugural, el 31 de julio fue la jornada de mayor tránsito, con un total de 17.035 pasajeros; a continuación se sitúa la cifra registrada el sábado, 1 de agosto, donde se contabilizaron 15.354 validaciones; el 2 de agosto el cómputo total de viajeros llegó a los 13.789. El día de menor índice de demanda fue el pasado domingo, con 8.057 validaciones. La tendencia en los días laborables de esta semana ha sido más estable, con 13.072 viajeros el lunes; 12.290 viajeros el martes, y 12.605 el miércoles.

Las estaciones que han registrado una mayor afluencia de viajeros han sido El Perchel, común a ambas líneas y desde donde también se accede al AVE, a la red de Media Distancia, Regionales y Cercanías, así como a la central de autobuses interurbanos; seguida de la Luz-La Paz y de Ciudad de la Justicia, pertenecientes a la Línea 2 y a la Línea 1, respectivamente. Por el contrario, las estaciones con menor carga de usuarios corresponden a las dos últimas paradas del tramo que discurre en superficie (Paraninfo y Andalucía Tech), dado la mínima actividad que en estas fechas se registran en el campus universitario, al que atienden estas dos paradas.

Mil personas se concentran en Canfranc para reivindicar la apertura de la línea transfronteriza

canfranc-estacion-internacional

Cita anual en Canfranc. Unas mil personas han participado en el acto convocado en la estación internacional por la Coordinadora para la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) para reivindicar la línea férrea transfronteriza, cerrada desde 1970 en la parte francesa. En el acto, al que han asistido representantes de los partidos políticos, sindicatos y las organizaciones que apoyan la plataforma, han intervenido el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez; y los portavoces de Crefco, Diego Colas; y de Creloc, François Rebillard, la organización que reivindica en la parte francesa la reapertura.

Este año se ha colocado una señalización de madera con los nombres de las principales capitales europeas, como “nuestra forma de reivindicar” que esta es una línea internacional que “nos conecta” con el resto del continente. La concentración ha terminado con el canto “Aqueras montañas”, que, según el portavoz de Crefco, representa como ninguna otra los anhelos de contactos entre el Bearn francés y Aragón.

Diego Colas ha destacado la alta asistencia, “bastante más gente que en los últimos años”, lo que, a su juicio, revela que “está viva” la reivindicación de la reapertura de una línea que se inauguró el 18 de julio de 1928 y que se plantea reabrir en 2020. Rebillard ha incidido en que hay que presionar al gobierno francés para que invierta en los 25 kilómetros que separan Bedous y Canfranc para que pueda abrirse la línea. El éxito de esta convocatoria se ha debido a que se ha hablado mucho en los últimos meses del Canfranc, por el cierre de otros pasos fronterizos, como el Somport y el Portalet, en la parte francesa.

Colas ha señalado que seria bueno que el Gobierno español se “pusiera las pilas” y “haga una inversión de calado” en la línea férrea entre Huesca y Canfranc, lo que permitiría negociar con el Ejecutivo francés. No seria “una inversión en el vacío” ya que la zona del Canfranc es un destino turístico de primera magnitud y facilitaría el transporte a las industria ubicadas en Sabiñánigo (Huesca).

La línea fue inaugurada en 1928, un acto que se recordó la semana pasada en el mismo lugar con una recreación de época, y el tráfico de trenes se suspendió unilateralmente en 1970 por Francia.

Las obras en la estación de Aranjuez permitirán conservar mejor los mosaicos de Maragliano

02-estacion-aranjuez--600x450

Un clásico que se renueva. Adif ha adjudicado las obras de remodelación y mejora de la estación de Aranjuez. Las actuaciones, a las que se ha destinado un presupuesto de 1.749.615 euros, consistirán en la restauración de las marquesinas de los andenes 1 y 2, así como la construcción de nuevos aseos y la protección de los mosaicos del paso inferior. Adif pretende recuperar el esplendor de esta estación histórica, que fue el destino de la línea férrea inaugurada por Isabel II a instancias del Marqués de Salamanca a finales del siglo XIX.

La estación de Aranjuez es un auténtico monumento. Sus elementos más característicos son el ladrillo rojo visto de su facahada, con azulejos decorativos y un zócalo de piedra que abarca toda la planta baja. Es de un edificio de estilo neomudéjar, más propio de un palacio que de una construcción civil. El cuerpo lo forma una nave rectangular y alargada con una zona central más elevada, donde se encuentra la entrada principal y el vestíbulo. Ambas fachadas presentan la misma composición arquitectónica.

El motivo central, quizá el rasgo más característico, es el hastial que acoge en su centro un gran reloj que se sitúa sobre tres grandes arcos. Como otros muchos edificios víctimas de la Guerra Civil, los continuos bombardeos le afectaron enormente, por lo que tuvieron que hacerse diversos arreglos, sobre todo en la marquesina por contar con acristalamientos y materiales singulares. Entre 1989 y 1990, al acometerse obras de rehabilitación de la estación, se demolieron los muros de ladrillo, lo que sacó a la luz unos mosaicos de Mario Maragliano que datan de los inicios y que quedaron ocultos durante la guerra. Fue construida entre 1922 y 1927 sobre un inmueble anterior de 1851, fecha en la que se puso en marcha la segunda línea férrea de España que unía el Real Sitio y Madrid.

Las mejoras pretenden, sobre todo, conservar los mosaicos de Maragliano mediante la canalización y recogida del agua que proviene de filtraciones a través de los muros, así como a la limpieza de los mismos y la instalación de nuevas luminarias.

Las obras cuentan con un plazo de ejecución de 22 meses y han sido adjudicadas a la UTE formada por las empresas Conservación, Asfalto y Construcción y Hermanos Campano.

La actuación será financiada con cargo al 1% cultural del Ministerio de Fomento, que suele destinarse a la promoción de proyectos dirigidos a la conservación, rehabilitación, restauración y enriquecimiento de los bienes más significativos de nuestra herencia cultural.

Esta actuación se suma a las obras finalizadas en 2012, en las que se procedió a la rehabilitación del artesonado de madera del techo del edificio de viajeros y a la recuperación de las lámparas de araña que coronan el techo, entre otras actuaciones.

La estación presta servicio a los usuarios de la línea C-3 de Cercanías, además de recibir cada primavera a los turistas del Tren de la Fresa, que ya ha finalizado la primera parte de la temporada 2014.