Archivo diario: mayo 22, 2011

China suspende dos tramos del tren de alta velocidad por motivos ecológicos

Las autoridades medioambientales chinas han ordenado suspender dos proyectos de trazado del tren de alta velocidad debido a la vulneración de las regulaciones durante su construcción. El Ministerio de Protección Ambiental de China notificó la detención de las obras a la empresa constructora de la línea de alta velocidad entre las ciudades de Tianjin, al este de Pekín, y Qinhuangdao, en la vecina provincia de Hebei.

El tramo, de 362,5 kilómetros de longitud y uno de los más rápidos del país, fue finalizado a finales de 2008 tras un año de trabajos y ha facilitado que el viaje entre Qingdao y Jinan se reduzca hasta 2 horas y media, desde las 4 habituales. Según una investigación ministerial, las obras carecían del informe ambiental de viabilidad, lo que infringe las leyes locales, y las obras no se reanudarán hasta que el documento sea remitido a las autoridades antes del 15 de junio.

La otra línea afectada es la que une las ciudades de Qingdao y Jinan, en la provincia oriental de Shandong, cuyas operaciones quedaron suspendidas a finales de abril y hasta el 31 de mayo por carecer de los permisos pertinentes en materia de protección ambiental.

La suspensión de ambos tramos se produce después de que en los últimos meses surgieran dudas acerca de los niveles de endeudamiento que podría desencadenar el plan ferroviario y de la seguridad del proyecto.

El ex ministro de Ferrocarriles Liu Zhijun presentó en febrero su dimisión al iniciarse contra él una investigación por corrupción y malversación de unos 28,5 millones de dólares (19,8 millones de euros) destinados al tramo de alta velocidad entre Pekín y Shanghái.