Archivo diario: mayo 17, 2011

El metro de Donostialdea necesita la unión entre instituciones, según reclama el Gobierno vasco

El consejero de Transportes, Obras Públicas y Vivienda del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, ha pedido a la Diputación Foral de Guipúzcoa “un apoyo decidido” al futuro Metro de Donostialdea, porque este proyecto “revolucionario” precisa de “la unión y conjunción de esfuerzos entre instituciones”. Arriola ha reiterado el compromiso del Ejecutivo de Vitoria con el plan de “metrización” de la actual línea del ‘Topo’ de EuskoTren y ha anunciado la adjudicación de la redacción del proyecto constructivo del tramo entre Altza y el de Herrera, que estará concluido en doce meses.

El proyecto de metro para San Sebastián y su comarca supondrá “una revolución en el transporte de viajeros” y para sacarlo adelante “hace falta unión entre instituciones”, ha dicho Arriola, quien ha insistido en que su “envergadura” precisa “no sólo del apoyo decidido del Gobierno vasco sino también de la Diputación”.

De la misma forma, ha recordado, que “Metro Bilbao es hoy una realidad porque Gobierno vasco y Diputación de Vizcaya lo apoyaron”, el de Donostialdea exige ser impulsado “desde la unión, la conjunción de esfuerzo y el liderazgo” entre el ejecutivo autónomo y la institución foral.

El consejero socialista ha considerado que “hace falta una Diputación que crea en este proyecto y apueste firmemente por él”, porque hasta ahora la institución foral, liderada por el PNV, “planteaba otras alternativas” y “ahora ya no dice que no pero tampoco acaba de decir que sí, dando largas y sin comprometerse seriamente”.

El candidato del PSE/EE a presidir la Diputación guipuzcoana ha incidido asimismo en la necesidad de que el proyecto de Metro para Donostialdea cuente con “aliados políticos” y con “la lealtad y cooperación entre instituciones”, lo contrario de lo que, a su juicio, ha hecho el actual diputado general y aspirante del PNV a la reelección, Markel Olano, quien “se ha escondido y entorpecido” la acción del Gobierno vasco en este asunto.

Mientras, Eusko Tren realiza en vía pruebas con las nuevas unidades en la línea del ‘Topo’, entre Donostia y Hendaya. Los coches, que cuentan con los últimos sistemas de seguridad y avances en accesibilidad, se pondrán en servicio en la segunda mitad del mes de junio, según las previsiones. El Departamento vasco de Transportes ha invertido un total de 201 millones de euros para modernizar toda la red ferroviaria, incluidos los trenes, parte de las cuales operarán en el futuro metro de Donostialdea. Cada unidad consta de cuatro coches y puede transportar a 214 viajeros sentados.

La nueva remesa sustituirá progresivamente a las de la serie 3.500, que fueron diseñadas y construidas por la empresa de Beasain, con equipos eléctricos de General Electric, entre 1977 y 1978; y a las de la serie 200, contratadas por Euskotren en 1983 con CAF, Babcock&Wilcox y Westinghouse, que comenzaron a circular en 1986. La operación ha supuesto un desembolso de 201 millones de euros. En principio, los flamantes vagones lucirán en blanco y desterrarán el color azul y el rojo, que también se han empleado hasta hace poco.

(Imagen Usoz)