Archivo diario: mayo 5, 2011

Gijón inicia la supresión de la barrera ferroviaria con la demolición de la estación de Jovellanos

Gijón comienza a poner el punto final a la barrera ferroviaria. Las obras de demolición de la estación de Jovellanos y el desmonte de las vías arrancarán “de forma inmediata”, comenzando por el paseo peatonal recogido en el proyecto constructivo y que va desde Sanz Crespo hasta el encuentro con el Museo del Ferrocarril.

La primera fase de la supresión, que afectará al apeadero Jovellanos, durará cerca de dos meses mientras que para el desmonte de la del Humedal será necesario esperar a 2012.

El proyecto de demolición cuenta con un plazo de cuatro meses, dividido en dos fases de dos meses cada una y separadas ambas por un periodo de otros diez, justo el tiempo que Feve necesitará para trasladar sus actuales dependencias de la estación de El Humedal al Palacio de Justicia de la avenida de Juan Carlos I. Este último inmueble quedará vacío con la próxima entrada en funcionamiento del Palacio de Justicia de La Bohemia.

Las estaciones gijonesas serán derruidas utilizando dos técnicas diferentes. La de Jovellanos será demolida y la de El Humedal, desmontada o reconstruida. La razón para utilizar dos técnicas diferentes es que la primera está compuesta por edificaciones aisladas en un entorno de poca densidad, mientras que la segunda está en una zona altamente poblada y con edificios de valor patrimonial en sus inmediaciones.

El objetivo de los promotores es que esta intervención genere el menor impacto ambiental, teniendo un alto control de la gestión de residuos sin producir contaminación acústica ni polución. La estación Jovellanos presenta menos problemas en este sentido, por lo que será demolida con medios mecánicos. Se derribarán sus cinco edificios, la pasarela metálica cubierta, la totalidad de las marquesinas metálicas y sólo uno de los andenes con los que cuenta, ya que bajo los restantes existen instalaciones de fibra óptica. Debido a esta factor los andenes afectados no serán tocados hasta que comience la construcción de la estación intermodal de Moreda.

La estructura y el emplazamiento de la estación de El Humedal hace más compleja su demolición, por lo que se ha optado por una deconstrucción en la que se utilizarán técnicas de corte con diamante y se trasladarán las piezas cortadas enteras para su proceso de reciclado.

Además, las cimentaciones se deberán demoler con robots, mediante fisura por gatos hidráulicos. El conjunto afectado no es únicamente la zona de andenes y atención al público, ya que la estación cuenta con dos plantas bajocubierta y un sótano donde está ubicado un aparcamiento subterráneo. En el caso de esta estación, sí que serán derribados la totalidad de los andenes.

El volumen total a demoler es de 39.774,13 metros cúbicos, aunque la estación de El Humedal sólo representa 7.894,17 de ellos. De todas formas, el pliego de condiciones de estas actuaciones prevé que en ambos casos se comenzará demoliendo en primer lugar las marquesinas y pasarelas para, después, pasar a los andenes y, finalmente, a las edificaciones existentes.